Profertil inició estudios para duplicar su planta en Bahía Blanca

by • 22 mayo, 2018 • Argentina, SliderComments (0)

La compañía controlada por YPF contrató a las firmas Haldor Topsoe y Saipem para determinar la factilidad de ampliar su planta de urea en Bahía Blanca. El proyecto -que cuenta con grandes chances de materializarse- será la primer gran obra petroquímica en el país en más de 15 años.

Las mejores perspectivas sobre la producción local de gas empiezan a generar oportunidades aguas abajo en la cadena de valor del fluido. Por caso, Profertil, el mayor productor de urea de la Argentina, inició formalmente estudios técnicos para ampliar su planta en el polo petroquímico de Bahía Blanca.

La compañía controlada por YPF requirió a la firma danesa Haldor Topsoe y a la italiana Saipem —subsidiaria de ENI y continuidora de Snam Montaggi— la realización de estudio de factiblidad para darle forma a un proyecto de expansión de la planta ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, según el medio EconoJournal. Haldor Topsoe y Saipem, dos gigantes tecnológicos a nivel mundial, estuvieron a cargo del proyecto de construcción de Profertil en 2001.

El estudio de factibilidad estará concluido para el último trimestre del año. Por lo que, de obtener resultados favorables, las obras de ampliación comenzarían en 2019. La apuesta de máxima es duplicar la capacidad instalada de la planta, que hoy produce 1,3 millones de toneladas (Tn) anuales de urea (unas 3950 Tn/día). Aunque las evaluaciones técnicas podrían determinar la conveniencia de avanzar con una ampliación intermedia.

Lo que está claro es que, de concretarse, el de Profertil será el primer gran proyecto petroquímico en el país en más de 15 años. Las inversiones serán millonarias. Aún es prematura para hablar de cifras, pero basta decir que la construcción de la planta de Profertil demandó en 2001 un desembolso de US$ 700 millones. Y hoy, replicar un proyecto de la misma envergadura, costaría unos US$ 1500 millones. Una obra de esas características generaría, a su vez, la creación de más de 1500 puestos de trabajo directos e indirectos, coincidieron las fuentes consultadas.

La decisión de la compañía participada por YPF —uno de los grandes players del mercado local de fertilizantes— pivotea sobre dos vectores principales: primero, sobre las proyecciones optimistas en torno a la producción de gas a partir del desarrollo de Vaca Muerta. La oferta del fluido creció un 3,2% en el primer trimestre de la mano, en gran medida, de la explotación de shale gas en Neuquén. YPF, el mayor productor del hidrocarburo a nivel nacional, apuesta por industrializar el recurso para agregarle valor en la cadena petroquímica.

La planta de urea de Profertil —que por su robustez tecnológica es una de las más modernas de América— consume 2,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) de gas. La ampliación de las instalaciones está planificada desde su diseño inicial, pero nunca logró materializarse por chocar con un limitante física-económica: la falta de materia prima (gas) a precios competitivos. La explotación comercial de Vaca Muerta abre la puerta a superar ese obstáculo.

El segundo eje que analiza la compañía es el crecimiento de la demanda de fertilizantes en el país y en la región. Profertil abastece hoy el 95% del mercado interno de urea: 1,3 millones de Tn sobre un total de 1,45 millones. La expansión de la planta en el polo de Bahía Blanca es casi una necesidad para cubrir el aumento del consumo futuro del sector agropecuario (fundalmentalmente del trigo y del maíz) y proyectarse también en el mercado de exportación regional.

La compañía concluyó el año pasado un proceso de mejoras y eficiencia en sus instalaciones que le permitió elevar un 11% la producción de urea y reducir un 25% el consumo de energía y un 6% la demanda de agua. Las obras demandaron una inversión de US$ 150 millones.

Lea nota completa en econojournal

Related Posts

Comments are closed.

Facebook