Pese a subas de tarifas, los precios aumentaron menos en Capital Federal

by • 16 abril, 2018 • Sin categoríaComments (0)

La inflación del primer trimestre fue elevada, no hay dudas sobre eso. Pero, a diferencia de otros inicios de año, en 2018 vivir en Buenos Aires no fue la peor opción: de la mano de subas de tarifas un poco menos fuertes que las de los dos años previos, desde diciembre el IPC porteño acumuló 6,5%, de acuerdo con la Dirección de estadísticas de la Ciudad.

El 6,5% no sólo se encuentra por debajo del registro que relevó el Indec para todo el país (6,7%), sino que además, según el ente nacional, en el primer trimestre fue mayor la inflación en la Patagonia y en el Noroeste: de 7,9% y 7,2%, respectivamente.

 

Esas dos regiones fueron en las que los bolsillos más sufrieron el incremento de precios, incluso más que en la zona de Capital Federal y Conurbano (GBA), donde la inflación llegó a 6,8%. En cambio, en el otro extremo (aunque en todas está por arriba del 6%), en la Pampeana el IPC acumula suba de 6,3%; seguida por Cuyo (6,4%); y el Noreste, con 6,6%.

Por rubros, lo que más subió en lo que va del año fue la educación, pero entre las regiones se observa una gran disparidad en las alzas. El salario que se utiliza para pagar las cuotas de los colegios o comprar los útiles escolares se vio mucho más afectado para una persona que vive en Corrientes, Chaco, Misiones o Entre Ríos, que los que habitan suelo pampeano. En el NEA la suba en la educación llegó a 23% en el primer trimestre, mientras en San Luis, San Juan o Mendoza el alza fue 12% promedio. En el medio, el resto de las regiones tuvieron incrementos de 15,1% en la Pampeana, de 16,5% en GBA; de 21% en el NOA y de 22% en la Patagonia, siempre en el capítulo educación.

El relevamiento de la Dirección de Estadísticas porteña marca que vestirse en CABA a fines de marzo cuesta prácticamente lo mismo que en diciembre último: sólo sumó 0,1% durante este período.

Para el Indec, en cambio, la realidad fue otra: a la hora de comprar indumentaria y calzado, en el AMBA hubo que desembolsar 4,3% más que en diciembre. Con un promedio de 2,9% para la Argentina, fue más económico ir de shopping al noreste o al noroeste, donde las subas fueron sólo de 0,2% y 0,3%, respectivamente, que en el GBA o en la Patagonia (con alzas de 4,2%).

Las tarifas, que desde las diferentes provincias se quejaban porque para los porteños eras más baratas, no parecen haber “castigado” lo suficiente a los de Capital Federal en lo que va del año. De hecho, el rubro “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” en el GBA fue donde menos subió: 4,3%. Contra Cuyo con suba de 4,5%; la Pampeana (4,6%); Noroeste (9,3%); Noreste (10,6%) y Patagonia (15,8%).

Tampoco transporte, pese a la suba de los colectivos y trenes en CABA y conurbano en febrero, subió más en este área que en el resto del país.Fue de 8,2%, sólo con la Patagonia por debajo (7,5%) y con alzas de hasta 11,1% en el Noroeste.

En algunos rubros, las variaciones de precios fueron más uniformes en todo el país. Es el caso de Salud (se registró un alza de 6% en las prepagas en febrero). Asi en el primer trimestre promedió 5,5%, con oscilaciones de 5% en el Noroeste y Cuyo, y de 6% en el Noreste.

(Por María Iglesia)

Lea nota completa en Cronista

 

Related Posts

Comments are closed.

Facebook