La Tiranía de la Elección

by • 4 marzo, 2018 • LC, Slider, Slider 2Comments (0)

Por Luciano Codeseira

Pienso en Barry Schwartz, en su "The Paradox of Choice", cuando dice: "la elección ya no libera, sino que debilita. Incluso podría decirse que tiraniza”. Pienso en el trade off entre las Energías Renovables y el Desarrollo de Vaca Muerta. Pienso en el empleo.

A partir de los planes RenovAr 1,1.5 y 2 se alcanzaron compromisos de inversión de más de 6 mil millones de usd. Esto es: el 5,5% del total de inversiones anunciadas por el gobierno en los últimos 2 años corresponden a proyectos de generación de electricidad a partir de Energías Renovables (EERR), lo que convierte a este rubro en uno de los rubros más atractivos, incluso por encima del sector industrial o los ligados a la producción agrícola-ganadera. No obstante se ubica debajo del sector hidrocarburos orientado a Vaca Muerta (VM), el cual acumula inversiones por más del doble. Estamos hablando del 1% del PBI en el caso de las EERR y del 2% del pbi en el caso de VM.

En el mundo las EERR representan casi 10 MM de trabajadores, si descontamos la energía hidroeléctrica de gran escala, el total de empleo se ubica en torno a las 8,5 MM de trabajadores contratados en forma directa.  (IRENA 2017)

Cabe destacar que las caídas continuas en el costo de los paneles solares fueron buenas noticias para el empleo en el segmento de construcción e instalación de la cadena de valor en varios mercados del mundo. Los empleos en este segmento de la industria solar fotovoltaica china, por ejemplo, aumentaron un 81% para llegar a 635,000, a medida que las instalaciones aumentaron. En consecuencia, la participación en los empleos de construcción e instalación aumentó del 20% en 2015 al 32% en 2016. (CNREC, 2017)

Si bien la disminución de los costos impulsó los trabajos de instalación, también continuaron amenazando la salud financiera de los fabricantes. En India, por ejemplo, los fabricantes locales tuvieron dificultades frente a las importaciones baratas. Las empresas chinas suministraron aproximadamente el 80% del total, y las empresas indias no representaron más del 13%.(Bridge to India, 2016) En la Unión Europea, la baja demanda y la falta de competitividad están forzando a los fabricantes modulares a cerrar su negocio.

Para el caso argentino, la situación es compleja, si bien el Plan RenovAR ofrece a los proyectos una serie de beneficios fiscales sujetos a la incorporación de un determinado porcentaje de componentes nacionales en los proyectos, no es obligatorio. Es decir que se puede usar el 100% de componentes importados, eso no permite acceder a los beneficios fiscales. Una mirada más realista de la cantidad de empleados directos e indirectos asociados al empuje de las EERR en argentina, si bien es todavía  incierta, seguramente aquí el contenido local se limitará a la instalación y mantenimiento, como sucede en la mayoría de los países del mundo.

Un ejemplo de lo que está pasando en este momento en el exterior es la nueva decisión de la administración de Trump sobre la imposición de un arancel a las importaciones estadounidenses de equipos solares procedentes de China o Corea. Esto plantea varias cuestiones y que la elección correcta en este caso es menos obvia de que parece: No se trata de un capricho de Trump como puede ser presentado (y su reparo con las EERR, negación del cambio climático, etc), sino del corolario de una serie de trabajos de la USTR (United States Trade Representative) y de la USITC (United States International Trade Commission), que obviamente van en dirección contraria a lo sugerido por los trabajos de la SEIA (Solar Energy Industries Association) y sus argumentos de libre comercio y resguardo del empleo. Pero hoy la energía solar genera menos del 2% de la electricidad de EE. UU., y si va a crecer como pronostican muchos expertos, entonces consideraciones como la seguridad energética a largo plazo no pueden ignorarse, de modo que las pérdidas de empleos a corto plazo con el arancel podrían ser compensadas por el crecimiento posterior con una correcta política de resguardo al dumping chino.

Recordemos que la fabricación fotovoltaica China, en su mayoría incluye préstamos gubernamentales de bajo interés, acceso preferencial a la tierra y regulaciones ambientales mínimas. Los fabricantes de PV de China también pudieron aprovechar los generosos subsidios solares europeos en la década de 2000 para aumentar su producción, reducir sus costos y, finalmente, enviar a la quiebra a gran parte de la industria de fabricación solar de Europa. La obligación del Estado es mirar el largo plazo. Este es un punto interesante y va contra las bases del trilema energético impulsado por la WEC y quitando de las sombras el tema del empleo local.

Es por eso que también impulsados por los aranceles impuestos por los Estados Unidos y la Unión Europea a las importaciones de paneles desde China, los fabricantes chinos continuaron expandiendo su huella a otros centros de fabricación en Asia. India, siguiendo una decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en contra de sus reglas de contenido nacional, está buscando otras medidas para apoyar a su industria de fabricación de energía fotovoltaica que no entrará en conflicto con las normas de comercio mundial.

Trade off Vaca Muerta

Hoy el desarrollo de VM representa entre  5 mil y 7 mil empleos directos y unos 20 mil empleos indirectos e inducidos.

Los números de Vaca Muerta pueden subir al doble o triple, si resultara viable su desarrollo, en particular si aparece la demanda: aquí se cruzan las curvas… En efecto, detrás de estos números se esconde un juego de suma cero (por los menos en la medida de que la demanda vaya por detrás de la oferta), con lo cual por cada avance en energías renovable veremos un potencial retroceso en empleo mayor en otras fuentes de energía, en particular gas natural. 

Con lo cual de tener éxito en alcanzar el 20%, que está por mandato, en 2025 (lo cual lo creo posible),  debemos precisar el costo real de ese logro, el costo que termina cargando todo el sistema y la economía en su conjunto. Me refiero no solo a que la potencia firme para respaldar a la generación renovable es puesta a disposición por el Sistema (CAMMESA), los contratos a 20 años, privilegios fiscales  o que el transporte para movilizar los electrones que también lo debe poner el sistema en su conjunto. Me refiero, en particular, al impacto en el empleo en un balance amplio, donde la generación limpia y renovable, desplazará al potencial desarrollo del gas natural de vaca muerta y su mayor contenido local su la cadena de valor. En un mercado acotado, de empresas multisectoriales, el balance en el empleo local seguramente sea negativo. Tomando nota de lo que sucede en el mundo, en el contexto actual la función de producción que miran los policy makers no son solo vía precios competitivos, sino a través de la demanda de factores y sus impactos.

Que “el poder elegir” no nos apure por diversificar la matriz energética, lo cual que puede ahogar el salto productivo-tecnológico que una de las industrias más antiguas e inversoras del país. Esto necesita, al menos, un debate màs amplio.  

 

Luciano Codeseira

Related Posts

Comments are closed.

Facebook