La nafta sin petróleo ya es una realidad que podría cambiar el futuro de los combustibles

by • 13 marzo, 2018 • MundoComments (0)

El fabricante de automóviles Audi y su socio Global Bioenergies han conseguido producir 60 litros de “e-gasolina“, el mayor lote de este tipo de combustible sintético “jamás producido” que supone una cantidad suficiente para comenzar a realizar las pruebas iniciales en los motores.

Según ha informado Audi en un comunicado, se trata de un combustible sintético de “alta pureza con muy buenas propiedades antidetonantes“, que ofrece la posibilidad de aumentar “aún más la compresión del motor” y así mejorar la eficiencia.

La “e-gasolina” de Audi es un isooctano líquido que se obtiene a partir de biomasa en un proceso de dos pasos. No contiene azufre ni benceno, por lo que es “especialmente bajo” en contaminantes cuando se quema.

A medio plazo, los socios del proyecto pretenden modificar el proceso de producción para que no se requiera biomasa y que el CO2 y el hidrógeno producido a partir de fuentes renovables sean materiales de origen suficiente.

La e-gasolina “no depende del petróleo crudo, es compatible con la infraestructura existente y ofrece la perspectiva de un ciclo de carbono cerrado“, ha explicado el responsable de desarrollo de Productos Sostenibles de Audi, Reiner Mangold.

Y si bien 60 litros de e-gasolina, no dan siquiera para llenar el depósito de un A4, la cuestión no es la cantidad, sino las posibilidades que abre esta nueva técnica de laboratorio. Ahora llega el momento de probar el combustible y ver qué resultados produce, durante la combustión y en materia de emisiones, en un motor de prueba.

Audi lleva más camino recorrido en lo referido al e-diesel, que investigó a fondo entre 2014 y 2016 en una planta piloto en Dresde. Ahora se está planteando expandir su producción en Laufenberg a una nueva instalación que generará unos 400.000 litros al año de este nuevo producto.

Lea nota completa en Surtidores

Related Posts

Comments are closed.

Facebook