Se sacará más gas pero, ¿quién lo compra?

by • 9 febrero, 2018 • ArgentinaComments (0)

El gobierno provincial arrancó el año petrolero dando señales claras: confirmó la aprobación de 11 proyectos dentro del nuevo Plan Gas (Resolución 46). Se trata del programa del gobierno nacional que garantiza subsidios a la producción de gas no convencional. Este panorama le permite el gobernador Omar Gutiérrez ratificar las altas previsiones que trazó para el sector.

Sin embargo, la meta de un crecimiento del 20% en los volúmenes extraídos, no termina de cerrar entre los especialistas del sector.

La cuenta a la que muchos se remiten tuvo manifestaciones claras en los últimos meses de 2017. Neuquén produce el 50% del gas que se extrae en el país y desde hace al menos cuatro años la curva productiva se mantiene al alza. La estacionalidad del consumo domiciliario (que se desploma durante el verano) hizo que por algunos días quedarán entre 4 y 8 millones de metros cúbicos sin destino comercial.

Los números no son menores para todos los actores. Representan entre el 7 y el 14 por ciento del gas que se produce en toda la provincia. Es gas que no se vendió por lo que las operadoras no pudieron monetizarlo y el Estado provincial no consiguió regalías.

El interrogante ya es el mismo desde hace tiempo: de qué modo se ampliará la demanda para que los niveles de gas existentes y los nuevos proyectos no se encuentren con un cuello de botella que termine haciendo rebotar el tan ansiado desarrollo de Vaca Muerta y los no convencionales. Tanto el gobierno provincial como el nacional analizan las alternativas para crear nuevos mercados.

Sin embargo las señales parecen ser confusas, por lo menos desde el ministerio de Energía de Nación. Por un lado se instrumentó un acuerdo con el vecino país de Chile para iniciar intercambios de gas –se envía durante el verano y se recupera en invierno–, pero por el otro la vinculación entre la generación térmica (que utiliza gas como combustible) y la hidroeléctrica sigue desfasadas, lo que afecta uno de los mercados del fluido.

Ciertamente las hidrogeneradoras venían arrastrando malos años y esta temporada están despachando mejor, lo que podría leerse como una suerte de compensación con el guiño del Estado nacional a través de Cammesa. Esta situación fue advertida por algunos analistas en las últimas semanas.

Nuevo Plan Gas

El ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro, le confirmó a “Río Negro Energía” que se presentaron 13 proyectos para ingresar al programa de subsidios de la Resolución 46, que establece un sendero de precios diferenciales hasta 2021 (arranca en 7,5 dólares y termina en 6 dólares por millón de BTU).

Tres de esos planes ya fueron ratificados por Nación: Fortín de Piedra (Tecpetrol) y Aguada Pichana Este y Rincón de la Ceniza (Total). Otros ocho recibieron luz verde de la administración provincial –el plan exige un doble check entre Provincia y Nación– y hay dos a punto de ratificarse.

Los ocho bloques que tienen el visto bueno Gutiérrez son: Aguada Pichana Oeste y Agua de Castro (PAE); Agua del Cajón (Capex); El Orejano, Río Neuquén, La Ribera I y II, Aguada de la Arena, Octógono-Al Norte de La Dorsal- Dadin (YPF) y; Centenario (Pluspetrol). Además a los dos que aún quedan pendientes se sumarían algunos proyectos más.

La mayoría son apuestas que arrancarán casi de cero y por lo tanto, por más que puedan conseguir buenos niveles de producción, el desarrollo de infraestructura en superficie para acondicionar y transportar la producción llevará un extendido cronograma de tareas.

Se trata de proyectos que se armaron a la medida de la Resolución 46, para saltear la reglamentación que garantiza los subsidios para todas las áreas que, al momento de suscribirse, produzcan menos de 500 mil metros cúbicos diarios, es decir nuevos yacimientos. Para el resto, como Aguada Pichana Este o El Orejano, que son bloques con importantes niveles de producción, sólo conseguirán precio diferencial para todo lo que saquen por encima del promedio anual.

Esta distinción, aplicada por el ministro de Energía Juan José Aranguren, causó enojo en las principales operadoras que ya contaban con proyectos no convencionales en marcha. Entendieron que se castigaban los desarrollos que llevaron a que la mitad del gas de Neuquén sea no convencional.

Sin embargo para Aranguren el objetivo del plan es claro: se buscan adelantar inversiones para que las petroleras no tengan los campos inactivos. Los proyectos que se lanzaron con anterioridad –entiende el funcionario– deberían tener su ecuación económica resuelta sin el nuevo programa de subsidios.

Según el gobierno neuquino los 11 proyectos aprobados garantizan inversiones por 6.781 millones de dólares hasta 2021. De ese total, 2.300 millones corresponden a la apuesta que Tecpetrol, la petrolera de Techint, está llevando adelante en Fortín de Piedra.

En total se comprometió la terminación de 599 pozos, casi en su totalidad perforaciones horizontales, con un compromiso final productivo de 24,8 millones de metros cúbicos diarios al final del plan. Esto representa un incremento del 45 por ciento en la producción de gas de la provincia que, de sumarse a los actuales niveles, necesitará de nuevas vías de transporte porque no existe en la provincia esa capacidad de evacuación disponible.

En punto muerto

Más allá de la necesidad de aumentar la demanda –y por ende el transporte– para colocar las proyecciones que se hacen con el nuevo gas, hay otra realidad que deja grises sobre las estimaciones oficiales. Los bloques que ya están produciendo importantes volúmenes de gas no convencional y que no consiguieron precio diferencial podrían quedar en piloto automático.

Por ejemplo una de las principales operadoras de la cuenca ya anticipó que para su área estrella, donde produce 3,2 millones de metros cúbicos diarios, solo planifico dos pozo para este año.

El cálculo de las regalías, una cuenta que se dispara con mejores precios

A diferencia de 2017, cuando el gobierno neuquino no estuvo certero con las variables que hacen a la industria petrolera (precios, tipo de cambio y producción), para este año se abren puertas de optimismo para las cuentas neuquinas. De acuerdo a las previsiones fijadas en el Presupuesto 2018 la Provincia espera recibir 9.500 millones de pesos por la extracción de gas y 4.700 millones de pesos por la producción de crudo.

Es la primera vez que los ingresos gasíferos duplican a los petroleros. El cálculo de la administración de Omar Gutiérrez significa que la recaudación para el gas será un 61% superior a la estimada para el año pasado.

La proyección se apoya en un mejor precio para el hidrocarburo, pero fundamentalmente en un crecimiento superlativo para la producción: 20%. Prevén que los yacimientos pasen de poco más de 55 millones m³/d a unos 68 millones m³/d.

En los pasillos del ministerio de Energía neuquino no cambian el gesto cuando se les pregunta por las bases de la estimación. Incluso señalan que solo con la producción de Fortín de Piedra se llegará al objetivo trazado.

El año pasado la administración local perdió 2.424 millones de pesos por cálculos equivocados en las cotizaciones, tipo de cambio y producción. Este año las variables fueron reducidas al máximo, tal es así que se proyectó un barril a 55 dólares cuando desde principio de año gravita por encima de los 65 dólares.

En números

  • u$s 6.781 millones de dólares suman los once proyectos aprobados dentro del nuevo plan Gas que se extiende hasta el 2021.
  • 599 perforaciones comprometieron todas las propuestas que consiguieron el aval oficial.
  • 13 propuestas se presentaron en total para ingresar a la continuación del programa de subsidios al precio del gas no convencional.

(Por Federico Aríngoli)

Lea nota completa en RN

Related Posts

Comments are closed.

Facebook