La producción petrolera cayó 6% y tuvo uno de sus peores años

by • 31 enero, 2018 • ArgentinaComments (0)

El año que terminó fue uno de los peores en la producción petrolera desde 1992. La producción promedio de petróleo estuvo un 6% por debajo de la obtenida en 2016, según datos preliminares que manejan en el mercado, porque los oficiales aún no están cerrados. Y la caída podría haber sido peor, de no ser por el aporte de Vaca Muerta.

Aunque en diciembre también hubo una contracción de la producción, fue de menos de 2%, inferior al descenso de meses anteriores. Hubo caídas en casi todas las cuencas, menos en la neuquina y la Austral. En la primera, lo que resaltó fue que aumentó la producción de líquidos, por una "recuperación basada en mayor producción de shale oil", según destaca un consultor.

De acuerdo con un estudio del IAPG (Instituto Argentino de Petróleo y Gas), la producción de petróleo convencional cayó un 7% entre enero y septiembre, mientras que la producción no convencional crece un 33%. Eso sí, el "shale" (no convencional) parte de bases de comparación más bajas.

La producción de gas, que también pintaba para un descenso superior al de otros años, cerró un 0,6% por debajo de 2016, según una consultora especializada que sigue estos temas que pidió el anonimato. La caída podría haber sido mayor, pero los números de diciembre fueron positivos. No obstante, el 2017 fue el año más flojo del gas desde 2013.

 

Entre enero y septiembre, la producción de gas convencional cayó un 0,6%, según IAPG. En el mismo período, gas no convencional subió un 26,5%. Otra vez, los volúmenes sobre los que se parte en convencional ya son importantes, mientras que los de "tight" gas salen de puntos inferiores.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, reconoció la situación de la disminución en la producción de crudo en el último almuerzo del día del Petróleo. Pero manifestó que no le "preocupaba" mientras no hubiera problemas de "abastecimiento".

Durante 2017, las petroleras encararon la dirección de "libre mercado". Ya no atarán sus valores a precios domésticos, sino a la cotización internacional del crudo y la valuación del peso frente al dólar. Esa situación ya provocó dos aumentos en los importes de los combustibles, en diciembre y en la segunda quincena de enero.

La caída en la producción de gas es atribuida en el sector a una decisión oficial. El Poder Ejecutivo discontinuó el plan "Gas" que venía de la administración kirchnerista y que reconocía determinados importes para las producciones "incrementales" o que superaran una línea pactada entre el Gobierno y las empresas. El ministro Aranguren prefirió optar por otro camino: reconocerá con un precio "premio" a la producción de gas en no convencionales, cuyo epicentro está en Vaca Muerta. Con respecto al resto de la industria, prefiere que compitan.

(Por Martín Bidegaray)

Lea nota completa en Clarín

Related Posts

Comments are closed.

Facebook