Córdoba avanza en la reconversión de su matriz energética

by • 18 diciembre, 2017 • ArgentinaComments (0)

Argentina termina 2017 con dos pasos trascendentes dados en materia energética: por un lado, el afianzamiento de las estrategias para diversificar la matriz de generación; por otro, haber sancionado, a nivel nacional, la ley que permite la generación eléctrica distribuida. 

El primero de los puntos tiene como meta que las fuentes de energía renovables satisfagan el 8% del consumo de electricidad de todo el país para el 2018, y el 20% para el 2025. De esta manera, se busca alcanzar los 10.000 megavatios renovables en 10 años, reduciendo la dependencia a los combustibles fósiles (que hoy supera el 80%).  

El segundo de los temas implica haber autorizado la micro generación con fuentes renovables allí mismo donde se utiliza (del lado de la demanda), con la posibilidad de conexión a redes troncales para derivar los excedentes que no utiliza el generador.

En ambos temas, Córdoba ya empezó a recorrer camino. En noviembre, un total de 17 proyectos, que se construirán el próximo año, se presentaron en la Segunda Ronda del programa RenovAr de Energías Alternativas, a través del cual el ministerio de Energía de la Nación licita megavatios (MW).

En conjunto, estas iniciativas ofertaron una potencia de  129,25MW, a un precio promedio de US$113,23MWh, que se generarán a partir de cuatro fuentes diferentes: biogás, biomasa, solar y pequeños aprovechamientos hidráulicos. La EPEC tiene participación en cuatro de ellos (tres hidráulicos y uno solar); el resto son proyectos privados. 

Adicionalmente, y como resultado de la Primera Ronda del RenovAr, ya  funciona en Río Cuarto una planta que produce biogás a partir de maíz: es un desarrollo de la empresa  Bioeléctrica, que aporta un megavatio a la red nacional (suficiente para proveer de electricidad a un pueblo de hasta 4.000 personas). “Proyectos como este son fundamentales para el desarrollo del campo, porque no hay mayor valor agregado que transformar una planta de maíz en un electrón”, aseguró Germán Di Bella, presidente de la empresa.

Los más de 130MW que se generarán con fuentes renovables implican ya un 9,29% del pico de  demanda (1.400MW) que se registró en el sistema provincial en  marzo de 2016. Además, la concurrencia privada supone una creciente diversificación de las fuentes de generación, que va restando a Epec cuotas de participación en el segmento de la producción. 

Según cálculos realizados por PERFIL Córdoba, sobre datos aportados por la Universidad Católica de Córdoba (UCC), en 2018, las generadoras privadas abastecerán hasta 25% de la demanda, Epec se hará cargo del 49% y el Sistema Interconectado Nacional, de 26%.

Qué pasará con las tarifas. Las energías renovables y el modelo de producción de “energía distribuida” abren grandes expectativas en el sector privado sobre la posibilidad de contar con una electricidad a costo más competitivo. 

Sin embargo, la clave podría estar en la reglamentación que se haga para el proyecto de ley provincial de Energía Distribuida, el cual no llegó a ser tratado y pasó para el año próximo.  Por el contrario, en el Congreso de la Nación sí se aprobó, en la última sesión, la ley nacional que viene a unificar los parámetros técnicos en todo el país. (Ver entrevista: “La provincia tiene…”)

Según Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader), "se producirá un cambio de paradigma, por el cual el ciudadano dejará de ser un sujeto pasivo que simplemente consume, y tendrá la oportunidad de convertirse en un actor adentro de la cadena causal" (de la producción energética). Pasará a ser un “prosumidor”.

¿Permitirá EPEC que los cordobeses produzcan su propia energía a un costo más competitivo que el que ella ofrece? Por ahora, hay muchas dudas. 

En lo que trascendió del proyecto de Energía Distribuida, se observa que el Gobierno provincial se volcaría por el sistema de cobro denominado “balance  neto de facturación” o “net billing”, que consiste en calcular, en primer término, el valor monetario de la energía generada  y consumida por el usuario, para luego establecer  la diferencia entre los dos montos, la cual queda reflejada  en la tarifa final. 

El monto por KWh a pagar por Epec lo determinará la Autoridad de Aplicación y aún se desconoce qué valor de tarifa reconocerá al usuario/generador. Según la ley nacional, por la energía inyectada al sistema, Epec debería pagar el precio estacional del MEM. A su vez, por la energía consumida por el usuario, se confirmó que cobrará el cuadro tarifario en vigencia (con toda la dinámica de aumentos que aplica anualmente la compañía). 

“Es un sistema complejo, que pone el acento en las tarifas y no en el consumo. Da pie a instrumentaciones confusas que,  al final, podrían significar al usuario que no ahorra ni un centavo, cuando no termina pagando un extra a Epec”, explicaba una fuente legislativa que viene estudiando de cerca la propuesta oficial.

Una alternativa más transparente sería el método llamado “balance neto de energía” o “net metering”, el cual consiste en la medición de la energía consumida y la energía inyectada por el usuario final, quien sólo debe pagar la diferencia entre lo consumido y lo producido, en la factura de cada mes. En caso de existir un excedente de inyección a la red, la empresa paga al usuario cada KW al mismo precio que el de venta, o bien le reconoce ese monto en la factura del mes siguiente.

Otra pregunta clave es ¿a quién puede venderle la electricidad el prosumidor? En todos los proyectos de ley provinciales (incluido el de Córdoba) el prosumidor solo puede vender el excedente a las distribuidoras, que son monopolios. 

“Esto atenta contra la libertad de elección de los prosumidores y contradice el espíritu de la ley 24.065, régimen de energía eléctrica, que en su artículo 6º establece que los generadores pueden negociar libremente la venta de energía a distribuidores y grandes usuarios. ¿Y qué son los prosumidores si no generadores, en pequeña escala, pero generadores al fin?”, cuestiona el ingeniero Julián Tuccillo, miembro del Comité Argentino del Consejo Mundial de Energía (CME).

El CME promueve la creación de la figura de agentes comercializadores de energía renovable distribuida. Si esto avanzará se daría una real competencia a EPEC. ¿Lo permitirá el poderoso Sindicato de Luz y Fuerza?

“LA PROVINCIA TIENE TODAS  LAS FUENTES RENOVABLES DISPONIBLES”

Las comunas de La Rancherita y Las Cascadas, en el departamento Santa María, han sido pioneras en Córdoba al abastecer de energía renovable a sus pobladores. Ese proyecto (el primero de generación distribuida para autoconsumo, autorizado legalmente) estuvo liderado por Diego Alberto Franco, profesor de Energías Renovables en la Facultad de Ingeniería de la UCC. Franco tiene una amplia experiencia en esta industria: participó en el diseño del emblemático proyecto Parque Eólico Arauco (La Rioja), es miembro del Consejo Asesor de Política Energética (Capec) y autor del primer proyecto de ley de Generación Distribuida en Córdoba. “Está demostrado que tanto la energía eólica como la solar foto voltaica están en condiciones de ofrecer precios totalmente competitivos”, asegura Franco. Este el diálogo que mantuvo con PERFIL Córdoba.

¿Qué futuro vislumbra para la producción de energía en base a fuentes renovables en la provincia? 

Córdoba tiene todas las fuentes renovables disponibles  (viento, sol, agua, bioenergía, etc.) y con muy buenos recursos. Es cuestión que se den las condiciones y los interesados opten por la provincia, para que se desarrolle. Hace más de 27 años comencé con las mediciones de viento en La Rioja y en varios sitios de Córdoba y siempre sostuve que Córdoba tenía igual o más recursos que La Rioja. Sin embargo, el Parque Eólico de Arauco nació antes por decisiones políticas de apoyo y visión de futuro. Sin lugar a dudas que, con los precios actuales de los equipos de generación (totalmente subsidiados por los países líderes a nivel mundial), se pueden obtener precios de megawatt-hora (MW.h) inferiores a la generación con combustibles fósiles. Eso ya no se puede parar.

¿En qué estado se encuentra el proyecto de ley de Energía Distribuida de la Provincia? 

Sigue en análisis en la Unicameral. En el marco del Capec estamos planteando algunos aportes, luego de la sanción de la ley nacional, para lograr que el año próximo se sancione en la provincia.

¿Cómo ensamblará una ley con otra?

Con una adhesión y, a la vez, reservando condiciones particulares para la modalidad que adopte Córdoba.

¿Qué tipo de precio de la energía es el que se reconocerá al usuario/generador? 

No está definido, pero será un precio mucho más alto que la tarifa del MEM (Mercado Eléctrico Mayorista).

¿Y qué tarifa pagará por la energía que él consume?

La que corresponde al cuadro tarifario de EPEC.

¿Podrá el usuario/generador vender al sistema más de lo que consume?

En esta ley de Generación Distribuida se prevé que el usuario solo genera lo que consume; en algunos momentos podrá generar más, pero no es un generador es un usuario/generador.

Y ese estándar de usuario/generador, ¿al final, qué beneficios le dará?

Cobrar un precio que le permita amortizar el equipamiento y contar con energía a precio seguro durante muchos años.

¿Qué tipo de tecnologías aplicadas a la generación de energía renovable son las que tienen los costos más competitivos?

Hoy está demostrado que tanto la eólica como la solar foto voltaica están en condiciones de ofrecer precios totalmente competitivos.

¿En qué medida toda esta revolución que se está viviendo en el sistema energético va a ayudar a los usuarios a tener mejores tarifas?

En la medida en que el precio monomico baje, en función de costos de generación menores. Con los precios actuales del programa RenoVar ya se está logrando ese objetivo. (Nota de Redacción: el precio monomico es el monto total que equivale a un precio único por concepto de venta o compra de energía y potencia).

Lea nota completa en Perfil

Related Posts

Comments are closed.

Facebook