Los que piensan que el petróleo va a subir se pueden llevar un susto, según Goldman Sachs

by • 29 noviembre, 2017 • MundoComments (0)

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) está en un atolladero, lo que plantea una posible decepción para las apuestas alcistas, que se basan en que el grupo y sus aliados ampliarán los recortes de producción durante nueve meses más, según Goldman Sachs.

La propuesta de Arabia Saudí de prolongar el acuerdo (su actual fecha de expiración del 31 de marzo) hasta el final de 2018, aún no ha sido respaldada por Rusia, responsable de la segunda mayor cantidad de los recortes, según el banco en una nota publicada el 27 de noviembre. Cifras del mercado señalan una fuerte caída en los inventarios de crudo, principal objetivo de los recortes, cuando fueron sellados el año pasado.

El problema es que los precios, los contratos sobre márgenes de vencimientos o time spreads y el posicionamiento de los fondos de cobertura reflejan una alta probabilidad de que la propuesta de Arabia Saudí sea adoptada en la reunión del 30 de noviembre, según destacan los analistas, entre los que figura Damien Courvalin, en el informe. El petróleo ha subido más de un 40% desde junio, y está casi en su mayor nivel desde 2015.

Retórica y lógica

Si el resultado de la reunión no cumple con las expectativas, los precios podrían caer, según Goldman. "Debido a que la retórica no va de la mano de la lógica por primera vez en años, creemos que el resultado de esta reunión es mucho más incierto de lo habitual", escribe Courvalin. "Creemos que los precios del petróleo han superado los fundamentales y el sesgo de los riesgos de precio es a la baja para la reunión del jueves".

Los ministros comenzaron a llegar ayer a Viena para la 173° reunión de la OPEP. El barril de crudo Brent se comerciaba a unos 63 dólares el barrild, un 43% por encima de su menor nivel del año, registrado el 21 de junio.

La OPEP y varios países que no pertenecen a la organización, liderados por Rusia, acordaron el año pasado reducir su producción en un total de 1,8 millones de barriles diarios, comenzando en enero 2017, con el objetivo de reducir el exceso de suministro que llevó a la mayor caída de precio del crudo en una generación.

Los inventarios en los países desarrollados aumentaron en enero a 188 millones, superando el promedio registrado en los últimos cinco años, según la Agencia Internacional de Energía. Sin embargo, la cifra se redujo en 122 millones en agosto, una caída también sustancial.

Lea nota completa en eE

Related Posts

Comments are closed.

Facebook