Bajar costos: una obsesión de YPF para Vaca Muerta

by • 8 noviembre, 2017 • ArgentinaComments (0)

Bajar los costos de producción es la cuestión central para las compañías que operan en Vaca Muerta para que vuelva a ser apetecible invertir en la búsqueda y extracción de petróleo.


Esto, debido a que no se sospechan mayores cambios en la cotización internacional del crudo, que se planchó en torno a los 50 dólares el barril, menos de la mitad del precio al que trepó en 2012. Mientras tanto, las compañías están concentradas más en el gas que en el crudo, una estrategia que se explica en buena medida por el precio sostén que aseguró el gobierno nacional a fuerza de subsidios destinados a las empresas que se decidan a inyectar el fluido a la red desde la roca del subsuelo del norte neuquino.

Por ser la primera compañía en desembarcar fuerte en la formación neuquina con su proyecto compartido con Chevron para el área Loma Campana, YPF tiene más experiencia que ninguna empresa y por lo tanto va a la cabeza en materia de costos de producción en Vaca Muerta. Fuentes de la compañía consultadas por este medio en el centro de operaciones de Loma Campana explicaron que con una fuerte política destinada a la reducción de costos se ha llegado a una cifra que los expertos consideran auspiciosa: 8,7 millones de dólares por pozo.

Según las últimas estimaciones de costos de YPF, para sacar un barril de petróleo en Loma Campana la empresa gasta unos 12,9 dólares, apuntó la fuente de la compañía durante una charla con periodistas de la región.

De todos modos, la estrategia en pos de abaratar la producción sigue en marcha y requiere de medidas agresivas para llegar al umbral de los 6 millones de dólares, que es lo que consiguen las empresas que extraen no convencionales en Houston, Texas, Estados Unidos, la meca mundial de los hidrocarburos no convencionales.

En ese sentido, el objetivo que se ha impuesto YPF es llegar a extraer un barril con un costo de 10 dólares a fines del año que viene, como lo especificó hace poco tiempo el ingeniero Pablo Bizzotto, vicepresidente ejecutivo de Upstream de la empresa, quien antes de llegar a ese cargo encabezó las operaciones no convencionales desde que se comenzó la exploración en Loma Campana. El cumplimiento de esa meta emparejaría los costos de Vaca Muerta con la cuenca Permian, de Texas.

Dificultades con la adenda

La baja en los costos de producción conseguida por YPF en Loma Campana está relacionada principalmente con el mejoramiento de las técnicas de extracción y también con la compra y administración de los insumos. A principios de este año, con los yacimientos en baja y un panorama ensombrecido para el futuro de la formación no convencional, el gobierno de Mauricio Macri impulsó una flexibilización laboral en los yacimientos no convencionales, a la que le dio forma en acuerdo con los sindicatos de operarios y jerárquicos del sector petrolero. Las modificaciones al convenio colectivo de trabajo (CCT) destinadas a abaratar la mano de obra de las petroleras se condensaron en la denominada adenda al CCT, que fue parte fundamental del acuerdo petrolero, que se completó con el destino de plata pública en términos de subsidio para sostener un precio mínimo del gas en boca de pozo que hiciera interesante la inversión para las empresas.

No obstante, cuando está terminando el año, fuentes de la petrolera comprometidas con las operaciones de YPF en Loma Campana aseguraron a LM Neuquén que hasta el momento el costo de la mano de obra en esa área de la formación no sufrió cambios sustanciales. Es decir que la cuenta de los salarios no aportó a la baja de costos de operación hasta ahora. Esperan en la compañía que en breve comiencen a hacerse efectivos los alcances totales de la adenda.

La última discusión que trascendió entre el Sindicato del Petróleo y el Gas Privado, liderado por Guillermo Pereyra, con el sector empresario por la aplicación de la adenda está directamente relacionada con lo que ocurre en Loma Campana. Pereyra planteó que el acuerdo que modificó las condiciones laborales de los afiliados a su gremio no debe aplicarse con retroactividad, entonces, la bajada de la letra fría del acuerdo se complica en la primera posición de YPF en Vaca Muerta debido a que se desarrolló con anterioridad a la celebración de la adenda, con lo cual la mayoría de los trabajadores comenzaron la relación laboral con otras reglas.

Arena nacional para ahorrar

Una de las bajas de costos más significativas, después de las ocasionadas por la innovación en las técnicas de extracción, se produjo en la compra de arena. En el inicio de la explotación de Vaca Muerta se importaba la arena para el fracking. Luego, la empresa nacional montó una planta de tratamiento en Añelo para usar arena nacional proveniente principalmente de canteras de Chubut. La arena significa el 15% del costo total de la exploración.

La relación con Chevron marcha viento en popa

YPF está asociada en partes iguales con la multinacional Chevron en Loma Campana. No obstante, las operaciones de los pozos en producción en el área están bajo la dirección de la petrolera nacional. En la base de operaciones del área situada en Añelo se desempeñan entre 20 y 30 expertos de Chevron junto con los ingenieros de la petrolera argentina. “No hubo desencuentros de ningún tipo”, explicó uno de los responsables de área de YPF en la formación no convencional en referencia a la relación día a día con lo expertos de la empresa foránea.

(Por Javier Polvani)

Lea nota completa en LMN

Related Posts

Comments are closed.

Facebook