Temer recauda más de u$s 5000 millones por concesiones en energía

by • 28 septiembre, 2017 • LatinoaméricaComments (0)

El gobierno de Brasil recaudó algo más de u$s 5000 millones en concesiones en los rubros energía eléctrica y petróleo. El dinero recaudado será utilizado como un "ingreso extraordinario" en las cuentas del Gobierno para alcanzar la meta fiscal de 2017, que prevé un déficit de u$s 50.221 millones.

En primer turno se realizó la subasta para operar cuatro hidroeléctricas que están en manos de la estatal Cemig con un resultado de u$s 3831 millones para las arcas públicas. Esto representó un valor 9,73 % por encima del precio inicial esperado en la licitación.

Las empresas ganadoras provinieron de China, Italia y Francia. El principal negocio fue para el grupo chino Spic Pacific Energy PTY que se adjudicó la hidroeléctrica São Simão por un valor de u$s 2267 millones, un 6,51% superior al precio inicial.

La francesa Engie, antigua GDF Suez, venció en la puja por la hidroeléctrica Jaguará por u$s 685,7 millones, un 13,59% sobre el precio inicial.

La misma compañía operará también la hidroeléctrica de Miranda, adjudicada por u$s 429,5 millones, precio superior en un 22,42 % al valor inicial.

Por su parte, la francesa Enel operará la hidroeléctrica de Volta Grande a cambio de un desembolso de u$s 448,5 millones y un valor 9,84 % encima del que se esperaba recaudar.

La Aliança Energia, una "joint venture" entre la propia Cemig y la minera Vale participó de la subasta pero no se adjudicó ninguna de las concesiones.

"Nosotros rescatamos definitivamente la confianza del mundo en Brasil", celebró el presidente brasileño, Michel Temer.

Las cuatro hidroeléctricas, todas en Minas Gerais, tienen una capacidad de generación de 2.922 megavatios de energía.

La subasta se realizó a pesar del embate judicial de funcionarios de la propia Cemig, que querían que se suspenda.

Más tarde, el gobierno logró otros u$s 1203 millones en una subasta en la que ofreció concesiones para explotar petróleo y gas natural en aguas profundas del océano Atlántico.

Aunque este caso no fue tan exitoso como el anterior. La Agencia Nacional del Petróleo tan sólo consiguió ofertas por 37 de los 287 bloques ofrecidos (el 13%).

Las concesiones se las adjudicaron 17 de las 32 empresas que participaron en la subasta y que ofrecieron el mayor valor por los derechos.

La licitación fue la primera realizada por el Gobierno brasileño desde 2015, con un área total ofertada de 123.000 k2.

El consorcio formado por la estatal brasileña Petrobras y la estadounidense Exxonmobil hizo el mayor desembolso, al pagar

u$s 1128 millones por los derechos sobre dos bloques en la cuenca marítima de Campos.

La española Repsol se adjudicó un bloque en la cuenca de Espíritu Santo por u$s 7,2 millones, mientras que la china CNOOC adquirió otro por u$s 7,3 millones.

Lea nota completa en Cronista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook