Para sumarle potencia a Yacyretá, invertirán US$ 610 millones

by • 18 septiembre, 2017 • ArgentinaComments (0)

ITUZAINGÓ, Corrientes.- La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) presentó ayer la licitación internacional para instalar una represa de tres turbinas en el brazo Aña Cuá del actual complejo hidroeléctrico. Yacyretá provee el 15% del consumo de energía del país y es la principal generadora. Aña Cuá permitirá incrementar esa capacidad casi un 10%.

Aparecerán en publicaciones locales e internacionales los dos llamados a concurso internacional. Uno para la obra civil y, por separado, otro para la instalación de las tres turbinas tipo Kaplan de 92 MW de potencia cada una. "Se generarán 3000 puestos de trabajo, 800 en forma directa. Desde la firma del contrato, en 50 meses estará funcionando a pleno Aña Cuá", dijo Humberto Schiavoni, presidente de la EBY y gran artífice de esta obra, que está prevista desde los años 90.

Los sobres para la licitación se abrirán en enero, con lo cual, si se cumplen los plazos previstos, Aña Cuá estaría funcionando a pleno en abril de 2022.

La obra se financiará con recursos propios generados por Yacyretá y probablemente sea una de las mayores inversiones de este tipo que se paga con generación de caja y no con endeudamiento.

Aña Cuá puede hacerse ahora porque en mayo pasado Schiavoni -con el respaldo del presidente Mauricio Macri- renegoció con Paraguay los acuerdos financieros que trababan la reforma del Anexo C del tratado de Yacyretá, sin el cual era imposible avanzar. Este pacto aún debe ser ratificado por los congresos de ambos países.

Schiavoni, que en pocos días tomará una licencia definitiva para ir al Senado en representación de Misiones (entraría por la minoría), destacó el gran interés de empresas internacionales por participar en la licitación. "Ya vinieron muchas empresas a visitar el lugar, las compañías locales van a tener una ventaja del 10% en el precio por componente local", dijo Schiavoni en el auditorio de la remozada hostería de Yacyretá, emplazada en la apacible localidad correntina de Ituzaingó.

Sin dudas, una de las empresas argentinas que tienen todas las fichas puestas en esta licitación es Impsa, fabricante de siete de las 20 turbinas instaladas en la represa principal. La firma de Enrique Pescarmona entró en default por unos US$ 1100 millones hace tres años y hoy tiene casi cerrado el acuerdo con acreedores, que se quedarán con buena parte de la compañía.

El año pasado ganó un contrato por US$ 27 millones para modernizar dos de las 20 turbinas, en el comienzo de un programa gradual que impulsa la EBY para actualizar todo el parque generador. Ahora Impsa buscará quedarse con el trabajo para fabricar e instalar las tres turbinas de Aña Cuá. También se presentarían las otras dos empresas que proveyeron las turbinas: la austríaca Andritz (que le compró el negocio a General Electric) y la alemana Voith Hydro.

En tanto, Schiavoni dijo que "muchas empresas argentinas y paraguayas están calificadas como para participar de la obra civil".

Parte del acuerdo con los paraguayos contempla un compromiso para contener los gastos operativos de la EBY en ambos márgenes.

"El compromiso es no superar los 17 dólares de gasto operativo por MW producido", dijo Schiavoni. Hoy Yacyretá está recibiendo una tarifa de US$ 38,5 por MW producido, precio que fue fijado por acuerdos bilaterales a principios de los 90.

Lea nota en La Nacion. 

Related Posts

Comments are closed.

Facebook