Llegan los autos híbridos y ya hay controversia

by • 19 septiembre, 2017 • ArgentinaComments (0)

Los Prius de Toyota saldrán $680.000, apenas por encima de los nafteros más caros de su categoría. Puja con las importadoras por el decreto del Gobierno que sólo otroga el beneficio a las automotrices con fábrica en el país.

Un lote de 163 automóviles Toyota Prius, a un precio de 38.900 dólares, es la punta de lanza de la nueva política del Gobierno para impulsar la venta, y eventual producción a futuro, de autos híbridos y eléctricos.

Se trata de la primera licitación, publicada la semana pasada en el Boletín Oficial, y que se hará cada tres meses entre las terminales automotrices: les permitirán traer unidades importadas al 5% de arancel, en vez del 35% que rige para la importación en general.

En el caso de los Prius, Toyota ya anunció que los colocará en el mercado a un precio (680.000 pesos) con el cual se colocaría a la altura de los “tope de gama” de su categoría, pero con la ventaja de que el uso de combustible es muy inferior.

La “tarifa especial” para los aranceles estará vigente por 36 meses, para un cupo limitado de unidades (6.000 en total) y será licitada de manera trimestral, en tandas de 500 unidades como máximo. Sólo pueden hacer uso de esa ventaja las terminales automotrices: no rige para los importadores que no tienen fábrica dentro de la Argentina.

Por el momento, la única que dio un paso en firme es Toyota, que ya había anunciado la llegada del Prius a precio rebajado durante el Salón del Automóvil de junio. Lo hizo apenas días más tarde de la publicación del Decreto 331/17, que habilita el tratamiento arancelario diferencial. “Hay demanda por parte de los clientes corporativos que tienen intención de incorporar híbridos a sus flotas por los beneficios que reportan en cuanto performance de manejo, economía de combustible y menor nivel de emisiones”, dijeron voceros de Toyota.

La resolución de la semana pasada, además de autorizar el lote especial para la automotriz japonesa, estableció que las terminales tienen tiempo hasta este jueves para anotarse en el segundo lote trimestral (de octubre a enero).

Fuentes del organismo que encabeza Martín Etchegoyen dijeron a este diario que otras automotrices ya mostraron interés: mencionaron en particular a Volkswagen (tiene versiones híbridas del Golf), Renault (con la varias veces anunciada Kangoo eléctrica) e incluso algún híbrido de Peugeot.

Otras automotrices que operan en el país miran el Decreto 331 a la distancia, por ejemplo General Motors: su auto eléctrico Bolt tiene un costo de 40.000 dólares (en Estados Unidos se vende a US$ 30.000, pero con un subsidio directo a cargo del Gobierno) y está descargado por el momento que lo vayan a importar tanto a la Argentina como a Brasil.

A la vez, la propia letra del decreto del Gobierno ya levantó controversia: desde Hyundai, una marca con representación comercial en el país pero sin fábrica, reclaman que la rebaja arancelaria sea pareja para todos.

“Queremos igualdad de condiciones porque se trata de vehículos importados, no es que los traen desarmados y los ensamblan en la fábrica”, dijo Ernesto Cavicchioli, vicepresidente de Hyundai de Argentina. “Nuestro planteo es que o bien todos pagan el 35% de aranceles, o no debería pagarlo ninguna marca”, agregó.

Desde Industria, en off, aseguraron que los que son importadores directos no tendrán cabida dentro de la preferencia arancelaria. “Esta resolución es en el marco del Plan Un Millón: está dirigida sólo a quienes producen vehículos en el país”, dijeron.

-¿Pero qué pasaría si la respuesta del público llega a ser masiva? ¿El cupo de 6.000 unidades que rige hoy podría ser ampliado?

-Podría ser revisado, pero con acciones concatenadas: te doy una prórroga, pero a cambio de que comiences a hacer algo de esta tecnología dentro de la Argentina, por ejemplo. Ese es el espíritu de esta norma, el de ir trayendo a las fábricas locales estas nuevas tecnologías.

El Prius, en particular, es un auto de una tecnología que ya está siendo superada en los países desarrollados (utiliza nafta, si bien sólo para impulsar al motor, cuya batería luego se va cargando con las desaceleraciones o frenadas). Pero en la Argentina, donde aún siguen rodando autos con motores que cargan nafta común, un motor híbrido no deja de ser sinónimo de un notorio avance. “Para nosotros es un puente hacia las tecnologías más avanzadas”, dijeron desde Toyota.

Lea nota en Clarin

Related Posts

Comments are closed.

Facebook