Las importaciones golpean la industria

by • 28 septiembre, 2017 • ArgentinaComments (0)

La industria petrolera no atraviesa uno de sus mejores momentos en el mundo, ni en el país. Además de los bajos precios y su impacto en la producción, la retracción de las inversiones del sector afecta a las compañías nacionales de bienes y servicios. Desde el Grupo Argentino de Proveedores Petroleros (Gapp), que reúne a 110 empresa nacionales, apuntan contra la apertura de importaciones y la falta de medidas para apuntalar el desarrollo nacional.

Leonardo Brkusic director Ejecutivo del Gapp señaló que “en los últimos dos años vemos que el share (porción de mercado) de importación creció sobre la producción de bienes nacionales. Las empresas nacionales están cada vez más expuestas a competir con empresas internacionales donde hay varias desventajas en términos de competencia”.

Desde la cámara solicitaron al gobierno nacional cambios en el decreto 629 que amplió los rangos de importación para la industria petrolera. “Acompañamos el proceso para tratar de medir el impacto de la norma, pero la reglamentación tuvo cambios sustanciales a lo que se discutió”, explicó Brkusic.

Según el empresario se permitieron 67 posiciones de importación desgravadas. De ese listado 
–aseguran– el 85% de los bienes tienen fabricación nacional. “Según un relevamiento que realizamos internamente, la medida afecta a 22 compañías y pone en riesgo casi 2.700 empleos”, indicó.

“El costo de un bien de fabricación nacional respecto de un bien usado que ya está amortizado posiblemente, es bastante desigual. Entendemos que es muy difícil poner a competir la industria nacional con un bien usado”, expresó Brkusic.

La medida permitió la importación –sin aranceles– de un determinado listado de bienes, con el compromiso del importador de librar una caución, por un valor calculado con los años de antigüedad del bien, para una compra nacional futura.

“No nos oponemos como una medida tentativa de reactivación de la industria, pero entendemos que le falta rigor en el análisis y entender el impacto que esto puede generar. Creemos que se puede mejorar con un esquema de incentivos o compensaciones adicionales”, indicó el gerente del grupo empresario.

Expectativas moderadas

Finalmente expresó que tienen expectativas en que el año próximo mejore el nivel de actividad, sin embargo creen que no será un boom. “Lo vemos bastante tranquilo con mucho anuncio tentativo de inversiones pero con pocas inversiones plasmadas. Llegamos a tener casi 120 equipos hace dos años y ahora estamos en 56, por lo que vemos que la merma es significativa”, comparó Brkusic y apuntó que además de los no convencionales todavía debe pensarse en el convencional que representa “más del 90% de los hidrocarburos de todo el país”.

En números

2.700 son los empleos que, aseguran, puso en riesgo el decreto 629 que permitió el ingreso de 67 productos y bienes petroleros.

85% de las posiciones que se permitieron importar tienen fabricación nacional.

El sector reclama un mayor análisis a futuro de las consecuencias que pueda tener el ingreso de equipos usados que ya se amortizaron.

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook