Edesur e YPF se disputan el incipiente mercado del suministro eléctrico para autos

by • 6 septiembre, 2017 • ArgentinaComments (0)

La empresa de energía, controlada por Enel, pidió al ENRE qué aclare la situación de las bocas de carga eléctrica de la petrolera estatal en su área de concesión.

Aunque el negocio todavía es incipiente, en la Argentina ya surgió una disputa en el mercado de suministro de energía para vehículos eléctricos. Esta tecnología avanza en el mundo y revoluciona al transporte por su cuidado del medio ambiente, mediante el uso de energías renovables y la disminución de emanaciones de carbono, tal como sucede en las grandes ciudades.

La empresa Enel Argentina, controlante de Edesur, realizó un reclamo formal al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) para que aclare cuál es la regulación de este sector, porque considera que la estatal YPF tiene intención de incursionar en el servicio de suministro eléctrico para vehículos en el área de concesión de la distribuidora.

Desde Edesur señalaron a Infobae que el pedido consistió "en una solicitud formal al ENRE a través de una nota del Departamento de Asuntos Legales, en la que simplemente se pidió una aclaración respecto del marco regulatorio para el sector".

En el documento, fechado el 8 de agosto pasado y dirigido tanto a las autoridades del ENRE como al al presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, la empresa indica que "nadie puede vender ni subdistribuir en cualquier forma la energía eléctrica que la distribuidora suministre".

YPF tomó la delantera en agosto, cuando instaló los primeros surtidores para autos eléctricos de la Argentina en la estación de servicio YPF ACA Palermo, en la intersección de las calles Godoy Cruz y Demaría, en la ciudad de Buenos Aires.

La petrolera estatal anunció para octubre la instalación de surtidores eléctricos en sus estaciones de servicio sobre la Autopista Buenos Aires-La Plata, en el área de concesión de Edesur, y en otras 20 bocas de expendio.

Además YPF anunció el mes pasado que instalará unos 200 puestos de recarga en 110 estaciones de servicio a nivel nacional, luego de la alianza firmada en abril con el grupo internacional ABB y QEV Argentina.

La noticia fue recibida con inquietud en los despachos de Edesur. Sucede que su controlante, la multinacional de origen italiano Enel, es líder en la instalación de postes de recarga eléctrica para vehículos, las llamadas "coloninas", los postes que permiten alimentar la batería de un auto en un lapso entre 15 y 30 minutos.

Esta productora y distribuidora de energía eléctrica y de gas opera en 38 países de los cinco continentes y tiene fuerte presencia en la región, con negocios en Argentina, Chile y Perú. En el país opera en dos terceras partes del área de la Ciudad de Buenos Aires y en 12 partidos del sur del Conurbano bonaerense, unos 3.300 kilómetros cuadrados, con 2,5 millones de clientes, un codiciado mercado que no está dispuesta a compartir por la ambigüedad de las regulaciones.

Según informó La Nación, es probable que en el futuro Edesur tenga sus propios puestos de venta en el área de concesión, pero también cierre acuerdos con otras compañías para vender la energía que pasa por su red.

No obstante, el marco legal es casi inexistente y falta definir cuestiones básicas del negocio, como cuál será el precio de la energía a despachar. Por lo tanto serán el ENRE y el Ministerio de Energía los organismos estatales que tendrán resolver y laudar las disputas por que ya surgen en el sector.

El pasado 21 de junio, en inmediaciones de Plaza Francia, en el barrio porteño de Recoleta, Enel presentó 200 bicicletas eléctricas para uso de los empleados de la compañía. Durante el evento, Maurizio Bezzeccheri, country manager de Enel Argentina, aseguró que "comoempresa líder de energía eléctrica, con la sustentabilidad y la innovación como pilares, brindaremos nuestra colaboración para hacer de Buenos Aires la ciudad verde que todos queremos".

En aquella oportunidad mostró cómo funcionan las estaciones de carga que serán usadas para alimentar en vehículos eléctricos, y la tecnología V2G (vehicle to grid, o vehículo a red), que permite utilizar el auto como batería para dar energía a un hogar.

Lea nota en Infobae

Related Posts

Comments are closed.

Facebook