La energía más allá de Vaca Muerta

by • 17 agosto, 2017 • ArgentinaComments (0)

Neuquén es la energía que mueve al país. Si bien se suele mirar a la provincia por el desarrollo de petróleo y gas no convencional, es una gran jugadora en generación de energía eléctrica. Aporta el 25% de la energía hidroeléctrica y se ubica segunda en potencia instalada a nivel nacional (con 16,98%), solo detrás de Buenos Aires (17,26%). A su vez, no está estática y pretende crecer con nuevas represas y de la mano de las renovables.

Dicen que la generación hidroeléctrica es la vedette de la provincia y cuando el río suena, agua lleva. Al mirar el mapa energético, se ve que el 75% de la energía que se genera es hidráulica. El otro 25% se produce a través de centrales térmicas y en breve se sumarán los molinos eólicos.

Es una gran generadora, pero Neuquén, sólo consume un 10% de lo que produce. El resto va a otras provincias vía el sistema interconectado nacional.

Seis son las principales represas que aportan energía. La potencia instalada de todas ellas es de 4.518 MW distribuidos entre: Alicurá 1.050 MW, Piedra del Águila 1.400 MW, Pichi Picún Leufú 261 MW, El Chocón 1.200 MW, Arroyito 128 MW y Planicie Banderita 479 MW.

El ministro de Energía neuquino, Alejandro Nicola, detalló que la cuenca de los ríos Limay, Neuquén y Negro constituyen el sistema hidrográfico más importante del país. Estas permiten control de crecidas y regulación de caudales y aseguran la provisión de agua para consumo, riego y generación hidroeléctrica.

“Todas las represas tienen más seguridad, mejor abastecimiento y más energía. La importancia de la provincia en materia de energía es muy grande. Producimos el 50% del gas, el 22% del petróleo, generamos un cuarto de energía hidroeléctrica”, dijo Nicola.

Calcular la generación por año, depende de muchos factores y no es estable. Pero en estas represas, la media es de 14.772 gigawatts/hora anual. De todos modos, una sequía como la que azota a la provincia provoca fuertes reducciones. Como explicó hace un tiempo Elías Sapag, titular de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), “por la sequía los últimos seis años generamos 10.000 gigawatts/hora y este (por 2017) no supera los 6.000”.

Si bien, queda por delante la cola del invierno para recuperar agua y la temporada fue generosa, hay que acumular más.

Desde Provincia miran hacia adelante con cuatro proyectos en la gatera. Está el proceso de licitación y contratación de Chihuido I (639 MW), Chihuido II (260 MW) son los más renombrados. Además se están elaborando los proyectos ejecutivos de Cerro Rayoso (550MW) y La Invernada (550 MW). “Con Chihuido vamos a tener un 40% más de potencia instalada. La construcción puede llevar 5 años y el llenado 2 años más. O sea que llevará entre 5 y 7 años cada una”, dijo Nicola.

Centrales térmicas

La generación térmica está segunda en el ranking energético provincial. Las principales centrales son las que opera Capex S.A. (Agua del Cajón) con una potencia de 671 MW; la Central Térmica Alto Valle, en manos de Orazul, con 97 MW; Loma la Lata de Pampa Energía que, hasta la semana pasada generaba 658 MW pero conectó el sexto generador de la planta y llevó la potencia a 763 MW y; Medanito con una capacidad de generación de 32 MW.

La mayoría de ellas usan como insumo el gas y son de ciclo combinado (generan electricidad mediante la utilización conjunta de dos turbinas, una a gas y otra a vapor). El gas que usan, proviene en muchos casos de reservas propias y la energía generada ingresa al sistema interconectado nacional.

Hay otras centrales térmicas diesel, que alimentan a pueblos que no están conectados al sistema. Es el caso de la de Villa La Angostura y la de Villa Traful. Hoy son necesarias pero se busca dejarlas de lado, ya que contaminan y son caras. Creen que en poco tiempo se logrará el objetivo porque las obras del anillado cordillerano están avanzadas.

Las térmicas de Caviahue y Aluminé sólo se ponen en marcha si hay un problema con las otras. Entre las dos tienen una capacidad instalada de 11 MW.

El futuro renovable

Los datos muestran como tercer tecnología a la eólica, aunque se genera poco y nada. Centralmente es una apuesta futura. La potencia instalada actual es de 0,4 MW con un pequeño proyecto en Chorriaca y otro en Cutral Co, ambos fuera de servicio.

“Para generar se necesita que el viento consiga una velocidad media. Además el viento o el sol no se puede almacenar, en cambio el agua sí y permite generar electricidad cuando se necesita. De todos modos, la Provincia tiene una importante cartera de proyectos de energías renovables, solo falta un inversor para concretarlas”, explicó Nicola.

En este sentido se están por conocer los pliegos para la próxima licitación para energía renovables: RenovAr 2.0 y desde la Agencia para la Promoción y Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN) buscan asegurarse un lugar.

Aquí hay proyectos eólicos listos para generar. Algunos son La Americana 50 MW (Zapala), Los Pocitos 75 MW (Ruta 22 camino a Zapala), Picún Leufú 50 MW (Ruta 237, camino a Picún Leufú) y Cerro Senillosa 100 MW (Senillosa).

En concreto el único parque eólico pronto a materializarse es Los Meandros, que licitó en la primera tanda de desarrollos del programa RenovAr. Tendrá una capacidad de generación de 75 MW y está ubicada en 2.100 hectáreas a 13 kilómetros de Challacó y 25 de Plaza Huincul.

Finalmente, hay tecnologías como la minihidráulica o la fotovoltaica, que no generan en grandes cantidades, pero dan energía a parajes alejados. Escuelas, puestos sanitarios o de gendarmería dependen de ella y tienen una potencia instalada de 0,4 MW.

La provincia acumula 4.250 MW hidráulicos. Cuatro centrales a gas aportan otros 1.563 MW. Y ahora espera 
por el primer parque eólico de 75 MW.

Además de la generación tradicional, la geografía neuquina sumará desarrollos renovables de gran escala. Los Meandros será la primer gran apuesta: 75 MW.

En números

  • 16,98% de la potencia instalada para 
  • la generación eléctrica en el país está en Neuquén. Es la segunda, detrás de Buenos Aires que tiene 17,26%.
  • 5.693 MW de potencia instalada hay en Neuquén. La mayor presencia la completan la hidroeléctrica (4.250 MW) y la térmica.
  • 200 GW/h mensual es la demanda que toma Neuquén del sistema interconectado nacional. Es aproximadamente un 10% de lo que se genera en la provincia.

Hidráulica

Características

Funcionamiento. La turbina gira por el paso de agua que proviene del embalse .

Provecho. Los embalses permiten regular el caudal de los ríos.

Renovable. A pequeña escala se la encuadra dentro de las energías limpias.

Térmica

Características

Funcionamiento. Los combustibles calientan agua de una caldera que produce vapor. Eso hace girar las turbinas.

Combustible. Utilizan carbón, gasoil o gas. Son consideradas las más contaminantes.

Tecnología. Entregan el mejor rendimiento.

Eólica

Características

Funcionamiento. Las palas de los molinos se mueven con el viento y esta acción le permite al rotor generar.

Condiciones. Requiere de zonas donde las ráfagas sean constantes.

Beneficios. No produce gases contaminantes, pero no entrega energía a demanda.

(Por Lorena Vincenty)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook