Anularán obras de un polémico programa eléctrico

by • 24 julio, 2017 • ArgentinaComments (0)

El Ministerio de Energía audita de cerca el programa Más Cerca para la realización de obras de electricidad. Muchas irregularidades y juicios en puerta.

El Gobierno decidió terminar con un millonario programa de obras eléctricas que ejecutan los municipios de todo el país con recursos nacionales por considerarlo un proceso poco transparente y viciado de irregularidades. Pero la erradicación del Más Cerca, plan ideado por la gestión anterior para mejorar las líneas de baja tensión y luminarias, será gradual y este año todavía se prevé el desembolso de más de 2.000 millones de pesos para inversiones en comunas que hasta ahora se manejaron con mucha discrecionalidad.

La decisión del ministro de Energía, Juan José Aranguren, de desmantelar el programa ideado por el extinto Ministerio de Planificación es firme, pero la mecánica para efectivizarla, compleja.

El comportamiento de las intendencias fue disímil. Mientras algunas honraron sus compromisos con alguna demora, otras recibieron el anticipo del 40% del presupuesto y no avanzaron ni un centímetro y hasta confesaron haber desviado el dinero para atender otras urgencias. O reformularon de facto los convenios firmados con la Nación, sustituyendo trabajos caros por otros de menor valor para beneficiarse con la diferencia. Un ejemplo nítido que ofrecen fuentes ligadas al tema: tender líneas de alumbrado aéreas en lugar de soterrar los cables, tarea que cuesta ocho veces más.

Las obras con principio de ejecución, amparadas por la firma de contratos específicos —más allá del convenio marco que cada intendente suscribió con el ex ministro y actual diputado Julio De Vido—y en intendencias que pueden acreditar el uso correcto del dinero recibido desde la Nación, se terminarán. Las objetadas, con documentación no perfeccionada o que no hubiesen iniciado, quedaron anuladas.

En base a ese parámetro, abortaron obras por un valor presupuestado de unos 6.000 millones de pesos, pero que se iniciaron sin que se hubieran rubricado los convenios particulares. Otro paquete, por 1.600 millones, no llegó a iniciarse.

Para trazar una línea depuradora definitiva, Energía acaba de intimar a varias decenas de comunas a que den cuenta de cuál fue el destino del dinero recibido para mejorar la infraestructura eléctrica.

Para intimar, el área jurídica del ministerio de Aranguren se basó en la resolución 268 del 2007 del ex Ministerio de Planificación. Por esa norma, si el jefe comunal no hace una rendición adecuada, su jurisdicción podría quedar inhibida de recibir fondos nacionales para costear cualquier tipo de emprendimiento. Un golpe letal para cualquier comuna, sobre todo en etapa electoral.

El original Según su diseño original, el Más Cerca Eléctrico implicaba que la Nación destinara en sucesivos ejercicios 15.000 millones de pesos para mejorar el alumbrado público y algunos tramos de las redes de distribución, eximiendo a las concesionarias privadas de esa tarea. Formalmente, arrancó en el 2010, pero los desembolsos más importantes comenzaron en el 2014 y hasta fines del 2015 se habían girado al interior 4600 millones de pesos, según un detalle oficioso de fuentes públicas.

El gasto no fue mayor presuntamente a instancias de las auditorías a cargo de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que durante el kirchnerismo evaluó la viabilidad técnica y económica de los emprendimientos, aunque sin competencia sobre los pagos efectuados.

Según aseguró al Económico el director de los auditores de la UTN, Ariel Garbarz, “se objetaron los proyectos por sobreprecios o cambios con el fin de abaratar las obras y disponer del sobrante de fondos. De cada diez casos nueve eran rechazados por sobrecostos”, asegura. El auditor hasta ofició de testigo en una causa judicial por presuntos pagos irregulares a ex colaboradores de Planificación, por obras que se habrían realizado en el municipio de Córdoba.

Después de unos meses de parálisis, la administración macrista renovó el convenio con los auditores de la UTN que dirige Garbarz, pero la tarea se focalizaría ahora en constatar que lo ejecutado hasta el momento se corresponda con lo pautado en origen, en particular cuando se paran las obras o se pretende introducir modificaciones. Los reportes llegan a mano del subsecretario de Energía Térmica, Transporte y Distribución Eléctrica, Osvaldo Rolando.

“En este programa siempre hubo mucha impunidad para fijar precios desmedidos con relación a los de mercado. Y ahora hay discrecionalidad para decidir a qué municipio se le paga”, sentencia el técnico, quien derrocha anécdotas ilustrativas de la dilapidación de fondos públicos. Un municipio del Conurbano Sur compró veinte camionetas Hilux Premium para trasladar personal para el tendido de cables, cuando una estándar era suficiente. El modelo elegido costó el triple que el adecuado.

Según da cuenta Energía formalmente, el Más Cerca Eléctrico “fue un plan de 148 obras a realizar en 109 municipios para extender o mejorar el alumbrado público, tender nuevas redes de media y baja tensión, equipar y repotenciar subestaciones. Este desarrollo tendría como beneficiarios a un universo de 7,7 millones de argentinos”.

Pero a pesar de esa descripción auspiciosa, el Ministerio paralizó el plan todo durante el primer semestre del año pasado, lapso en el que la cartera de Juan José Aranguren quiso mirar en detalle tareas en curso y pagos a realizar, alerta ante un sistema que le resultaba opaco y que ahora está bajo la lupa de la Sindicatura General de la Nación.

Fuentes de esa cartera confirmaron en privado los vicios acusados por los auditores. Pintura de postes a 2.200 pesos la unidad, aportes de la Nación que no tuvieron contrapartida; empresas improvisadas para estos emprendimientos y sin la debida pericia técnica o capacidad patrimonial, entre otras irregularidades.

Mientras se revisaron papeles y se abrió una etapa de negociación oficiosa con intendentes que reclamaban el dinero que tenían previsto recibir, se congeló el programa, incluyendo las obras en jurisdicciones que habían hecho bien los deberes. Esto implicó que el año pasado, de más de 4500 millones de pesos presupuestados, apenas se ejecutaron 122 millones del Más Cerca Eléctrico.

El Gobierno intentó en el último año corregir situaciones en negociaciones mano a mano con cada intendente, so pena de llevar los casos a los tribunales. De hecho, hay más de uno que ya está tramitando en el área de Legales. Villa Gesell, entre ellos.

La línea oficial es que, con el aumento de tarifas, sean las empresas prestadoras del servicio las que mejoren la infraestructura con sus propios recursos, lo que implica el fin de millonarios programas de inversión estatal. El Más Cerca Eléctrico es sólo uno de ellos.

Lea nota en Clarin 

Related Posts

Comments are closed.

Facebook