Aranguren llevó a las provincias el plan para armonizar tarifas eléctricas

by • 15 junio, 2017 • ArgentinaComments (0)

El ministro de Energía Juan José Aranguren encabezó la reunión del Comité Federal Energético (CFE). Prometió terminar con la disparidad en el costo de las tarifas de luz entre las provincias y el área metropolitana de Buenos Aires y aseguró que los próximos aumentos, incluso el de las naftas, pretenden encuadrarse en una “política de baja de la inflación”.

El encuentro en el hotel Intercontinental de Mendoza fue parte del Acuerdo Federal Energético –firmado dos meses atrás- que comprometió a Nación y provincias a generar políticas de Estado que permitan garantizar el abastecimiento energético para Argentina. Sólo tres provincias, gobernadas por el peronismo, no firmaron este acuerdo: San Luis, La Pampa y Santiago del Estero: “No podemos obligarlas. Las puertas están abiertas, a medida que vean los beneficios, van a querer participar”, dijo Aranguren.

Ante los delegados de 17 provincias, ya que estuvieron ausentes por problemas de agenda Buenos Aires, Tucumán y Chubut, el ministro de Energía respondió al viejo reclamo del mayor impacto tarifario que han tenido los ciudadanos del interior. “Empezamos a corregir el fiel traslado de los costos de transporte y distribución en la tarifa eléctrica: un proceso de armonización entre las provincias y sus costos energéticos”, explicó el ministro.

Sobre futuros aumentos de la luz, Aranguren evitó dar una cifra: “No conocemos el costo anual o final de la energía eléctrica para este año, porque depende del tipo de cambio o las importaciones. Hemos presentado a la Corte una propuesta gradual, predecible de cuál es la forma que vamos a salir de los subsidios”. Y aseguró: “Se mantendrá la tarifa social mientras tengamos gente por debajo de la línea de pobreza”.

Aranguren defendió su política de quita de subsidio y cuestionó a quienes dicen que el mayor peso en el costo de la tarifa golpea las metas inflacionarias. “La inflación ha bajado en la Argentina, eso ya no se discute”, dijo, más allá de que admitió que será difícil alcanzar un 17% anual. Insistió en que todas las decisiones del gobierno nacional en adecuación de tarifas, “están encuadradas en los cálculos de inflación”.

La otra preocupación es cuánto subirán la nafta y el gasoil. El ministro explicó que hay que esperar dos semanas, a fines de junio, para saber si sube la nafta y en cuánto. Adelantó: “Será un impacto moderado, entre más o menos 3% trimestral”.

En el encuentro en Mendoza también estuvieron los ex secretarios nacionales del sector, Daniel Montamat, Raúl Olocco y Emilio Apud. El ministro Aranguren detalló que “en noviembre tenemos la intención de presentarle al consejo cuál es el estado del plan nacional energético con dos objetivos, uno a corto plazo para el 2030 y otro a largo plazo, hasta el 2050. Tenemos que empezar a planificar las distintas formas de la energía y lograr, a partir del ahorro y la eficiencia energética en la industria y los hogares, contribuir a que haya más energía y que el impacto constante que existe en el cambio climático se disminuya”.

En la reunión se evaluó el estado de la producción petrolera y se propuso la elaboración de un proyecto de ley para la creación de una base de datos nacional en materia de hidrocarburos.

“Cualquiera que esté interesado en explotar hidrocarburos podrá hacer una propuesta a las provincias sobre el desarrollo de los recursos. Hemos quedado que eso se tiene que reencauzar a partir de una ley que estamos preparando” concluyó el ministro Aranguren.

Lea nota completa en Clarín

Related Posts

Comments are closed.

Facebook