Construcciones verdes ganan terreno

by • 20 abril, 2017 • Argentina, EERRComments (0)

El mundo sustentable va ganando terreno en el país y, por supuesto, el mercado inmobiliario no es la excepción. Las constructoras y desarrolladoras buscan minuciosamente cada uno de los materiales para cuidar el medio ambiente y el bolsillo de sus compradores. Si bien se trata de inversiones más costosas, a largo plazo los ahorros son considerables.

Los edificios eco-friendly suman adeptos. El uso eficiente de los recursos a través de la selección de materiales aislantes y la optimización de los procesos para reducir el impacto sobre el planeta es una de las premisas de los desarrolladores ante los nuevos proyectos. Hoy la mayoría de hoteles y emprendimientos corporativos buscan cuidar el medio ambiente. Las oficinas con certificados LEED crecen en el mercado y permiten ahorrar hasta un 50% el consumo de energía.

MATERIALES 

Los materiales para la construcción también se van adaptando a esta nueva forma de construir. Desde ladrillos especiales, que controlan la temperatura interior de los ambientes, pasando por techos con aislantes, hasta estructuras metálicas que suplantan a las clásicas de hormigón. "El ladrillo, utilizado correctamente en un sistema constructivo de calidad, colabora con la aislación térmica y cumple con la Ley 13.059", sostuvo la arquitecta Sandra Amerise asesora de sustentabilidad del Grupo Unicer.

La diferencia de este ladrillo con los convencionales es que tiene una mayor cantidad de huecos que generan cámaras de aire, que al estar interrumpidas entre sí, no permite que el aire pase en forma continua y cortan el puente térmico, controlando la temperatura interior y el intercambio de energía con el exterior. Además, están elaborados con arcillas aluvionales, que se extraen del segundo estrato del suelo y no son un recurso escaso.

Los techos con aislantes son muy beneficiosos a la hora de la construcción porque con este producto se ahorran tres pasos. Estos techos son térmicos por lo que repercuten a la hora de calefaccionar la casa, ya que el calor se mantiene mejor. Se puede ahorrar hasta un 40% de energía que con un techo convencional.

Mientras que los edificio metálicos de a poco se suman a las construcciones argentinas y tienen muchos puntos a favor. Son edificios con un porcentaje muy alto de reciclado, la construcción metálica es más amigable que el hormigón y si bien es un 15% más caro, a la hora de construir este tipo de edificación la tasa de retorno es más alta porque se reducen los tiempos de construcción notablemente. Estas placas metálicas apuestan sobre todo al público industrial, como oficinas de fábricas o al corporativo. 

OFICINAS LEEB 

La realización de un edificio con certificado LEED no es sencillo ya que hay que cuidar cada detalle. Desde la etapa de movimiento del suelo, la demolición hasta el traslado de la tierra tiene un tratamiento especial. Mientras que la clave es el manejo de los residuos ya que es necesario reciclar, reutilizar y clasificar la basura. "Este tipo de obra transforma un edificio corporativo en un espacio innovador con el concepto de open space, priorizando espacios abiertos con luz natural, grandes áreas de esparcimiento y un diseño de calidad donde los empleados se sientan cómodos", indicó Bruno Martino que desarrolla la obra Villanova Office, el primer complejo de edificios Triple A con certificación Leed.

Los cambios ya se comenzaron a ver en Vicente López, que hace pocos años se convirtió en uno de los polos más importantes de las empresas. "Las principales ciudades del mundo están realizando emprendimientos con certificación LEED y en la Argentina es una tendencia que comenzó a tomar fuerza. Hay un incremento en la demanda de espacios sustentables por las ventajas que ofrecen en términos de competitividad y ahorro energético", agregó Marcelo Buyo gerente general de Grupo Portland que están llevando a cabo Open Office MIL. 

ENERGÍAS RENOVABLES

En cuanto a artefactos sustentables la demanda en el país viene creciendo en forma sostenida y producto de los tarifazos llegó a cifras récord. "En los nuevos emprendimientos en donde actuamos como desarrolladores impulsamos cuidar la energía y son muy aceptados sobre todo por el aumento de las tarifas de luz y gas", indicó Juan Mora, CEO de "Casa Campus".

"Concretamente estamos generando energía solar termodinámica que lo que hace es generar calor sin importar la condición climática. Con esto se ahorra 85% de energía y no se generan gases de invernadero", agregó Mora. Si bien esta inversión tuvo un sobrecosto inicial de entre el 10 y el 15% , la recuperación se da sólo en dos años. "Hicimos una combinación de este sistema con climatizadores de bombas calor y frío lo que nos permitió reducir el consumo de energía del edificio", concluyó.

Lea nota completa en Ámbito

Related Posts

Comments are closed.

Facebook