Alejandro Bulgheroni: “Si tuviera menores costos, podría generar más trabajo”

by • 17 Abril, 2017 • ArgentinaComments (0)

Alejandro Bulgheroni demora el inicio de la entrevista casi hasta que llega el café. Sin impaciencia, lo reclama varias veces. Posiblemente es un gusto de su ascendencia italiana, aunque con los años dejó la versión tradicional por la descafeinada. Luego comienza con una serie de definiciones como nunca, sin la mordaza tácita que muchos empresarios se colocaron en el kirchnerismo. Al final de la charla exclusiva con LA NACION explica esa situación. Dice que, tras la salida del kirchnerismo, ya no es un hombre prohibido, porque el ex presidente le había cerrado la puerta por una charla tensa en 1998, cuando una de las crisis del petróleo derivó en una reducción de las inversiones en Santa Cruz, la provincia que gobernaba.

Bulgheroni es chairman del grupo Bridas, cuyos mayores negocios son la petrolera Pan American Energy (es socia de la británica BP y la china Cnooc), la segunda entre las mayores productoras de crudo del país, detrás de YPF, y en Axion (allí la sociedad es sólo con la empresa asiática), dedicada a la refinación y producción de combustibles.

-¿Es viable la producción de petróleo en el golfo San Jorge con un barril de US$ 55?

-¿Cuáles son las tres o cuatro cosas que más influyen en el costo que critica?

-¿Hoy se puede importar?

-Sí. Hoy está bastante mejor. El sistema que estaba tiene que mejorar, pero también son los operadores del sistema los que tienen que cambiar, porque durante muchos años tuvimos operadores que te ponían barreras paraarancelarias. Nunca existió la imposibilidad de girar dividendos al exterior, pero al señor [Guillermo] Moreno se le ocurrió que nadie podía girarlos. Si lo hacías, entrabas en la lista negra. Como éstas hay muchas cosas.

-¿Esas deficiencias del kirchnerismo ya se eliminaron?

-Creo que quedan dentro de la estructura del Estado. Hay muchas minas puestas por ahí que uno no sabe que están, pero en algún momento explotan. No sé hasta qué punto se ha hecho el trabajo de limpiar el terreno. Hay cosas que están y las tienen que mejorar. No sé por qué no lo están haciendo a mayor velocidad.

-El clima en Chubut es complicado. ¿Por qué?

-No creo que se solucione rápidamente. Históricamente, Chubut fue el enclave principal de YPF y había una cantidad de gente que vivía de YPF, como gremios y empresarios locales. Cuando decide reducir sus trabajos en Comodoro Rivadavia y Santa Cruz quedamos nosotros, con cierto nivel. Por eso nos toman de punto, porque no quieren cambiar la modalidad de trabajo que había antes, impulsada por el gobierno anterior. Ahora ya estamos en mejores condiciones, pero todavía tenemos problemas. Hay que tratarlos de a uno e intentar resolverlos. Se puede hacer, pero hace falta comprensión por parte de los locales y alguna moneda de cambio.

-¿A qué se refiere con una moneda de cambio?

-Que las empresas sean más eficientes y darles más trabajo. Podés ganar 20 en 100 o en 200, pero el costo bajó a la mitad. Estamos tratando de buscar una solución que consiste en dar mayor cantidad de trabajo, pero más competitivo. Cuando vas a perforar un pozo, tenés que saber si la producción futura de ese pozo, al precio actual, se va a pagar. Si se paga, vas a perforar el pozo. Si no, no lo hacés. Eso tiene que ver con el precio, que está fijado internacionalmente por otras discusiones, o las condiciones locales, o el costo. Si bajás el costo podés aguantar otro precio [más bajo].

-En este contexto de precios bajos, ¿una petrolera puede pensar en generar más trabajo o debe pensar en no destruir empleo?

-Si tuviera menores costos podría generar más trabajo, incluso en esta condición actual.

-Usted mencionó los caños, que los fabrica Techint…

-Ellos deben tener el mismo problema.

-Paolo Rocca suele hablar del costo argentino.

-Cualquier empresario que analice la cosa bien va a decir lo mismo. En la perforación de un yacimiento tenés pozos que parecen ser más productivos y otros menos. Si tengo el costo uno, puedo perforar sólo los más productivos. Si lo bajo a la mitad, puedo hacer los menos productivos. En la economía del pozo tenés el costo, el precio y la productividad.

-¿Cómo se lleva con el ministro de Energía, Juan José Aranguren?

-Me llevo bien. Es una persona que tiene sus conceptos, sus principios, y es difícil moverlo. Ya lo conocía, ya nos hemos peleado muchas veces sobre estos temas, él defendiendo su posición y nosotros la nuestra. No ha cambiado por estar en el Estado. En algunas cosas nos vamos a poner de acuerdo y en otras no.

-¿El marco del negocio petrolero avanzó con respecto a lo que pasó hace dos años?

-Sí, avanzó mucho. Pero también avanzó con la escasez. Cuando en 2014 comenzamos a bajar equipos y la gente se quedó sin trabajo, comenzó a mejorar la productividad. Ahora creo que va a seguir mejorando, pero estábamos tan mal que mejoramos para sobrevivir. También el sistema de impuestos es bastante complicado.

-¿En qué aspectos específicamente?

-Eliminaron las retenciones para exportar. Te sirve si tenés precios para exportar. Pero la provincia se había comprometido a dar un apoyo para las exportaciones, pero nunca nos lo dio.

-¿No se firmó un acuerdo?

-El final, no. No quisieron. Estamos con una deuda de la provincia con nosotros, mientras que nosotros les pagamos religiosamente.

-Cuando pasan estas cosas, ¿le dan ganas de haber elegido otro negocio?

-Decime un negocio que no tenga problemas. Todos tienen problemas. Tendrán algunos momentos de bonanza, pero en definitiva hay que resolver los negocios.

-¿Cuál está mejor hoy?, ¿PAE o Axion?

-Cada una tiene los números que corresponden al negocio en el que está. No puedo pretender que el upstream tenga las tasas de retorno del downstream, ni viceversa. Las empresas integradas mejoran sus condiciones. Eso es lo que algún día podremos hacer.

-Da la sensación de que hoy Axion es menos problemática que PAE.

-No es fácil Axion. Hay que trabajar el mercado. El Gobierno dice que no regula, pero regula las tarifas. Es un problema que aún no está resuelto. Y entiendo que no lo esté, porque los problemas con los que se encontró el Gobierno son tan grandes que vamos viendo qué se resuelve hoy, y nos queda algo pendiente. No estamos donde deberíamos estar, pero estamos progresando.

-¿Siente que sus colegas petroleros piensan que se está progresando?

-Algunos sí, otros no. Hay gente que entiende el largo plazo, como la gente de YPF hoy, lo está entendiendo muy bien. Tenemos buena relación. Hay gente, en cambio, que despotrica porque quisiera que todo estuviese resuelto ya. Entiendo que hay problemas que impiden resolver todos los problemas al mismo tiempo.

-¿Se reunió con Mauricio Macri desde que es presidente?

-Sí. Lo vi en muchas reuniones con otra gente y hemos tenido alguna reunión privada. Es una buena relación de presidente a empresario. El tema de Neuquén [la firma del convenio de productividad para Vaca Muerta] él se lo puso al hombro y lo sacó adelante. Estuvimos trabajando mucho para eso. Él se comprometió a sacarlo adelante y nosotros a apoyarlo en todo lo posible.

-¿Va a volver a subir el petróleo?

-Para tener precios relativos más altos tienen que pasar muchas cosas en el mundo, que no sé si van a pasar. Podría empeorar la situación en Medio Oriente, lo que genera un sentimiento de escasez. Pero la situación actual ya es de tiros, bombas y muerte. Ya está tan deteriorada que la gente no reacciona, no piensa que pueda haber escasez. Otra es que por la baja del precio del crudo se sacaron muchos proyectos. Eso podría hacer que un aumento del consumo no pueda ser abastecido sólo por Medio Oriente. Pero si hay más demanda es probable que Medio Oriente pueda subir la producción y el precio se mantendría.

-Su hermano Carlos, quien falleció el año pasado, era un componente fundamental en la cultura de la empresa. ¿Cómo enfrenta la compañía esa falta?

-Lógicamente, él trabajaba mucho en cosas que yo no estaba trabajando. Yo tuve una diferencia con [Néstor] Kirchner hace muchos años y me sacaron del plato. Cosas que podría haber hecho yo las hacía él porque a mí no me prestaban atención. Con este gobierno yo no estoy prohibido, entonces se pueden seguir haciendo esas cosas. Además, siempre tuvimos una organización que se ocupaba de las cosas. Hace cinco o seis años que mi sobrino está acá [Marcos, hijo de Carlos]. Yo también traje a mi hijo Juan Martín, que es más petrolero. Marcos es más negociador. Y están haciendo una gran cantidad de cosas. No veo grandes problemas. Nunca los hubo. Ahora estamos con un programa de crecimiento muy importante.

-¿Cómo es ese programa?

-En Axion vamos a pasar de unos 95.000 barriles diarios a 120.000 o 130.000. Además vamos a pasar de 500 estaciones de servicio de bandera a 700, cambiando la imagen de Esso a Axion. En PAE vamos a continuar con todos los desarrollos que teníamos más nuevos de tight (producción no convencional), y en Vaca Muerta, por petróleo y gas. Eso, en cuatro o cinco años, debería darle un gran crecimiento. Este año vamos a invertir US$ 1300 millones.

El gigante petrolero, en números

El peso de Pan American Energy Axion en el sector

20% Producción

Es la participación de Pan American Energy (PAE) en la producción de petróleo; tiene operaciones en Cerro Dragón, Vaca Muerta, Salta y Tierra del Fuego.

12.000 Empleados

Es la cantidad de trabajadores en forma directa e indirecta que tiene PAE en el país. Es la primera productora privada de hidrocarburos.

14.000 Millones de US$

Es la inversión de la compañía petrolera entre los años 2001 y 2016. Hasta 2015, repuso más recursos de los que produjo.

3200 Empleados

Son los trabajadores de Axion, que compró Esso y produce naftas y gasoil. Tiene 584 estaciones de servicio en todo el país.

1500 Millones de US$

Es el plan de inversión de la firma entre 2013 y 2019. Ya desembolsó US$ 800 millones. Hoy refina el 15% de las naftas y del gasoil.

(Por Pablo Fernandez Blanco)

Lea nota completa en La Nación

Related Posts

Comments are closed.

Facebook