TGS busca desembarcar en el negocio de la electricidad

by • 14 marzo, 2017 • ArgentinaComments (0)

Transportadora de Gas del Sur (TGS) buscará ampliarse al mercado de la electricidad para aprovechar las nuevas políticas en este sector que ha impuesto el Gobierno y de manera paralela a los cambios tarifarios también implementados por la administración de Cambiemos que van a repercutir en sus actuales negocios. TGS es la mayor transportadora de gas del país.

Comenzó sus operaciones el 28 de diciembre de 1992 y hoy opera el sistema de gasoductos más extenso de América Latina desde el Complejo General Cerri, en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires.

En una próxima asamblea extraordinaria de accionistas que que aun no tiene fecha, analizará un cambio de su estatuto para desarrollar proyectos de generación y comercialización de energía eléctrica e incrementar su participación en los negocios de ‘midstream’ de la industria hidrocarburífera. Se trata de sectores que son parte del cuore business de su principal accionista, Pampa Energía, del empresario Marcelo Mindlin, que explota yacimientos petroleros y es dueño de varias empresas eléctricas como Edenor, y centrales energéticas. Mindlin es dueño del 50% de Compañía de Inversiones de Energía (Ciesa), que posee el 51% de las acciones de TGS.

El resto cotiza en bolsa. A su vez, los otros accionistas de Ciesa son el Grupo Inversor Petroquímica de la familia Sielecki; WST, del Grupo Werthein, y PCT L.L.C.

Según un acta de accionistas a la que tuvo acceso El Cronista, el directorio de TGS le propondrá a sus accionistas una ampliación de su objeto social modificando el artículo 4º de su estatuto, para incorporar dentro de sus actividades complementarias y subsidiarias la generación y comercialización de energía eléctrica y la oferta de servicios de mantenimiento de instalaciones y asistencia técnica para las empresas petroleras.

También podrá ingresar como accionista a empresas que ya operan en estos dos sectores.

Para lograr un marco legal a su cambio, TGS presentará una nota ante el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) solicitando autorización para extender sus negocios. Y para agilizar los trámites internos, creará un comité ejecutivo integrado por cuatro de los miembros.

Actualmente, además del transporte de gas, TGS opera negocios complementarios como un programa de abastecimiento de butano para garrafas a precio subsidiado para sectores de menores ingresos. También le vende etano a PBB Polisur y servicios de ingeniería, operación y mantenimiento de gas natural a varias empresas. Adicionalmente, renovó un contrato por servicio de compresión y tratamiento de gas natural para el operador del yacimiento de Río Neuquén.

El año pasado logró avanzar en un nuevo acuerdo de renegociación de la licencia con que opera el segmento de Transporte de Gas Natural, mediante la firma de un acuerdo transitorio que le otorgó un incremento tarifario de transición del 200,1% que, según sus accionistas, le permitió encarar "un exigente plan obligatorio de inversiones que implica la realización de un nivel de obras mayor que el realizado durante 2015.

También pidió esta suba para solventar su plan de Inversiones, los costos operativos y las obligaciones
financieras hasta la vigencia del cuadro tarifario que surgiera de la Revisión Tarifaria
Integral (RTI). Y pide un esquema tarifario que la provea de ingresos suficientes para cumplir con sus obligaciones y obtener una rentabilidad razonable con el objeto de alentar las inversiones que permitan la prestación de servicios de manera confiable y segura, y así también preparar el sistema de gasoductos para dar respuesta al desarrollo económico esperado de la Argentina.

Como resultado de estos pedidos, el Gobierno le permitió recién a partir del 7 de octubre de 2016, facturar sin restricciones la totalidad del incremento tarifario transitorio del 200,1%.

Para este año, el principal objetivo de TGS estará centrado en lograr una rentabilidad razonable para cada una de sus líneas de negocios, según explica la compañía en su último balance anual, en cual también detalla sus inversiones y gastos para el quinquenio 2017-2021, "que permitirá asegurar que el sistema de gasoductos responda a las necesidades derivadas del desarrollo de las reservas gasíferas del país".

Lea nota completa en Cronista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook