Costos. Las dos caras de la cuenca neuquina

by • 15 Marzo, 2017 • ArgentinaComments (0)

YPF afronta en la cuenca neuquina dos situaciones diametralmente opuestas. Por un lado, logró profundizar su curva de aprendizaje en Vaca Muerta. Así consiguió niveles que la vuelven más competitiva y le permiten, sin tirar manteca al techo, hacerle una finta al bajo precio del petróleo. Por otro lado, en algunos de sus yacimientos más viejos, da pelea para sostener posiciones que requieren de valores más altos del crudo para garantizar el negocio.

El CEO de la empresa, Miguel Gutiérrez, afirmó que los cotos de perforación horizontal en Loma Campana bajaron a ocho millones de dólares. Como resultado de esta baja, que representa un valor cercano a la mitad de lo que le costaba en los albores del boom de los no convencionales, su “break even”, algo así como el punto donde el negocio es redituable, está en un nivel por debajo de los 40 dólares por barril.

Es decir que en Vaca Muerta puede hacer sostenible sus operaciones con un precio bajo, a niveles levemente superiores a los que se obtienen en la cuna de los no convencionales, Estados Unidos.

Es una buena noticia y un dato de impacto para atraer inversores, como los que está buscando, en momentos en los que el precio del barril se mantiene en torno a los 50 dólares, con oscilaciones que no implican un cambio de orden para volver a mirar el negocio como durante el festival en torno a los 100 dólares.

A ciencia cierta, nadie sabe durante cuánto tiempo más se podrían prolongar los precios actuales. Por lo tanto, bajar los costos es sustancial para la rentabilidad.

Sin embargo, no es la foto completa del escenario que afronta la firma nacionalizada en Neuquén, donde tiene una participación cercana al 70% de los hidrocarburos que se extraen.

Loma Campana, sobre Vaca Muerta, es una suerte de gran excepción, que no tiene que ver con la crisis que impacta de lleno en sus áreas más viejas, ya en producción convencional. Se trata de yacimientos ubicados, en su mayoría, en la zona de Rincón de los Sauces, donde el break even se encuentra por encima de los 52 dólares.

Se sabe que cada pozo petrolero es casi en sí mismo una historia. Pero algunas fuentes del sector dicen, calculadora en mano, que incluso con un barril a 60 dólares los números no dan para amortizar el combo entre lo que sale llevar el petróleo a la superficie y al mismo tiempo no desatender el futuro: transferir parte de los recursos económicos que se obtienen a garantizar, a través de la exploración, una reposición del barril que se acaba de sacar haciendo sostenible el negocio en el tiempo.

Estos datos trazan también la posibilidad de un cambio de paradigma en proceso: uno en el que todo el negocio da un giro hacia los no convencionales.

Para algunos es una cuestión de tiempo. Sobre todo porque en las áreas más viejas se requiere de costosas técnicas de estimulación que, en la actual coyuntura de precios, plantean la pregunta de hasta qué punto jugar a fondo para seguir exprimiendo esos yacimientos.

Al mismo tiempo, Loma Campana da muestras año tras año de un progreso que va atado a la optimización de costos, con todo un camino por seguir recorriendo.

La logística es una clave con mucho margen de mejora: el transporte, el suministro de energía, la llegada de materias primas indican que ese margen para seguir mejorando la cadena de gastos es totalmente factible.

También todas las operadoras que tienen concesiones sobre la formación Vaca Muerta obtuvieron algo que largamente reclamaban: la adenda al convenio colectivo de trabajo de los petroleros, que modifica las condiciones de trabajo y que implicará, en los hechos, menos gasto salarial.

El cambio, que recibió el espaldarazo del sindicato petrolero, además sirve de modelo en otras provincias, como en Chubut (ver página 4).

La baja de costos, un imán para atraer capitales para sumar a los miles de millones que necesita Vaca Muerta, tuvo otro espaldarazo previo. La extensión del Plan Gas hasta el 2021, que garantiza un precio atrayente para producir el fluido, algo que impactó en 017, a 7,50 dólares por millón de BTU, para establecer en el último año de vigencia un piso de seis dólares.

Es, también, un programa que marca parte del camino hacia adelante, al afianzar la producción en no convencionales, ya que estos valores sólo van a regir para el fluido que las empresas que obtengan el beneficio extraigan de áreas en la cuenca neuquina.

6,5 millones de dólares cuesta hacer un pozo en el yacimiento de referencia de Estados Unidos para los no convencionales: Eagle Ford. Con todo, YPF consiguió cambios sustanciales en la cuenca neuquina.

102,6 dólares por barril. Esos eran los valores de mercado cuando la empresa nacionalizada selló su acuerdo con Chevron, en julio del 2013. Se estimaban precios similares hasta el 2018. Luego llegó la tendencia hacia la baja abrupta del petróleo.

7,5 dólares por millón de BTU. Es el precio que garantizó el Estado nacional a partir del año que viene a las empresas para que inviertan más.

Apuesta a otros 10 pilotos

YPF lanzará a lo largo de este año diez nuevos planes piloto de exploración no convencional en la formación Vaca Muerta, de acuerdo con las perspectivas de desarrollo comunicada por la empresa a analistas e inversores.

Se trata de las áreas de Salinas del Huitrin, Bajo del Toro, Cerro Arena, Aguada de la Arena, Bandurria Sur, Bajada de Añelo, La Ribera I, Rincón del Mangrullo, en las cuales YPF tiene previsto el desarrollo de una decena de pozos testigo.

La novedad fue comunicada durante una charla abierta con analistas e inversores que fue encabezada por el CEO y gerente ejecutivo de la petrolera, Ricardo Darré, y el CFO y gerente financiero, Daniel González.

Por el momento, los proyectos avanzarán con la sola participación de la petrolera argentina, sin la conformación de un joint venture como los acordados con Chevron, Petronas, Dow o Shell, una situación que no impedirá la incorporación de futuros socios interesados. De hecho, la empresa se encuentra buscando inversores.

Lea nota completa en LMN

Related Posts

Comments are closed.

Facebook