SON 2.102 LAS OBRAS ENERGÉTICAS

by • 7 Marzo, 2017 • ArgentinaComments (0)

Las obras de transporte y distribución de energía en marcha para enero ascendían a 2.102 en todo el país, con una demanda de inversión total de más de $ 43.574 M, según datos del Ministerio de Energía y Minería.

Las obras, con 64% de avance financiero, están localizadas en su mayoría en la provincia de Buenos Aires, donde hay 458 proyectos de transporte y distribución, seguidas de Chubut (229), Catamarca (196), Santa Fe (189), Santa Cruz (156), Mendoza (115) y Entre Ríos (111), además de otras 648 en el resto de las provincias y la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a los datos oficiales a los que accedió Télam en el marco de un encuentro organizado la semana pasada de manera conjunta entre IHS Markit, una consultora internacional especializada en energía, finanzas y transporte, y la firma Luft Energy, orientada a inversiones y desarrollo de proyectos renovables, fundada y encabezada por Doris Capurro.

En el evento, los empresarios, inversores y expertos en energías renovables nacionales y extranjeros que participaron alertaron sobre las “dificultades” de Argentina en materia de infraestructura básica para la “transmisión” de electricidad en la red, aunque reconocieron el esfuerzo del Estado Nacional.

“El problema no es la potencia energética instalada, el problema es la transmisión”, enfatizó Maurizio Bezzeccheri, Country Manager de ENEL, una de las principales operadoras integradas del mundo en los sectores de la energía y del gas, y presidente de Edesur. “No podemos decir que el proceso de adjudicación de contratos para la construcción de plantas de renovables es exitoso hasta que no logremos inyectar la energía en la red”, especificó Bezzeccheri durante su intervención, según Télam.

En la misma línea, en una entrevista con este medio, el especialista en energías alternativas Diego Margulis había señalado hacia esta deficiencia en materia de infraestructura como “uno de los fenómenos que ya apareció y que emerge como uno de los problemas para las energías renovables”. “Hoy había capacidad ociosa en un montón de lugares, pero muchos de esos ahora quedan saturados, con lo cual ahora hay que pensar en la forma de expandir el sistema de transporte. Hacer nuevas líneas lleva no menos de dos años, pero hay que empezarlo ahora”, planteaba y aseguraba que al inyectar nueva energía sin ampliar las redes “te estás comprando un problema”. En ese sentido, especialistas del sector esperan que en la próxima licitación de renovables se de respuestas a este conflicto.

“Hay una situación complicada en el país porque pasaron 15 años con poca inversión”, resumió a Télam, Timothy Stephure, director para América Latina para Gas y Electricidad de IHS Markit. En ese mismo sentido, Capurro sostuvo que “el verdadero festejo será cuando inyectemos energía en la red”, por lo cual “el Estado tiene un rol central para el diseño de la infraestructura”. “Hay que avanzar en las líneas menores, además de las troncales de alta tensión, de 500 KW, y hacer un trabajo importante, de planificación del Estado para apoyar este envión, este desarrollo y que el interés internacional no se frene por culpa de una indefinición”, detalló.

Lea nota completa en El Economista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook