El nuevo convenio petrolero no logra frenar los reclamos en el sur

by • 23 febrero, 2017 • ArgentinaComments (0)

Menos de un mes después de las sonrisas para la foto durante la firma de la adenda al convenio laboral petrolero para yacimientos no convencionales, la situación en los pozos de YPF en la Patagonia dista de la paz que cualquiera pueda imaginar.

En una semana en la que se reprodujeron los conflictos gremiales, para colmo, cuando se solucionó un problema se potenció, en paralelo, otro.

En concreto, los representantes del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa reclaman junto a casi 200 afiliados el pago de sueldos e indemnizaciones de los trabajadores petroleros despedidos en la localidad neuquina de Rincón de los Sauces (noreste de la provincia) y amenazaron con tomar ayer el yacimiento de gas no convencional El Orejano, a 80 kilómetros de la ciudad. La protesta es contra dos empresas contratistas de la petrolera con mayoría estatal: OPS y Servicios Petroleros (SP), que mantienen las deudas desde diciembre. Por esto, la producción de petróleo y gas en Rincón de los Sauces está detenida desde el martes y no hay electricidad en los yacimientos. Asimismo, se derramó crudo y agua de purga en los pozos.

El conflicto escaló a tal punto que hasta el intendente de esa localidad neuquina, Marcelo Rucci, se puso al frente de los cortes y dijo que YPF "es un desastre". "Tratan a los compañeros como si fueran productos de una góndola, y no padres de familia, con una insensibilidad increíble y un cinismo terrible", agregó el jefe vecinal, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que también es el secretario administrativo del sindicato petrolero que conduce Guillermo Pereyra.

Aunque no está claro qué significan las iniciales de OPS (sería Operaciones Petroleras de Superficie), algunas fuentes señalan que la compañía, creada en 2003, está vinculada al ex secretario general de la Presidencia y ex director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el kirchnerismo, Oscar Parrilli, y las iniciales podrían ser de Oscar Parrilli Servicios. Este diario intentó comunicarse con Parrilli, pero no tuvo éxito.

Al sudeste de Neuquén, en la localidad de Añelo (epicentro de la formación Vaca Muerta), un grupo de 200 desocupados de la industria de la construcción cortó el tránsito de vehículos petroleros para solicitar trabajo (obras) en el sector. La circulación se abrió por la tarde.

Lo que sí puede celebrar YPF es que desde las últimas horas del martes se normalizó la distribución de combustibles en Chubut y Santa Cruz. En la localidad chubutense de Comodoro Rivadavia, 24 empleados despedidos de SP bloquearon durante cinco días la planta de almacenamiento y afectaron el suministro en esas provincias. La protesta también estuvo motivada por la falta de pago de las indemnizaciones. Los trabajadores despedidos se reunirán hoy con representantes de YPF y SP en Buenos Aires para arribar a una solución.

Otro problema que no tiene nada que ver con los empleados se le sumó ayer a la petrolera: el gobierno de Chubut amenazó con quitarle concesiones por los "pasivos ambientales" generados precisamente en Comodoro Rivadavia. Allí, el ministerio de Ambiente provincial recorrió en enero las áreas petroleras y detectó irregularidades. Por caso, una perra cayó a un pozo de crudo que no estaba debidamente señalizado. YPF contestó que presentaron todos los años "los planes de trabajo a las autoridades de aplicación. Al mismo tiempo, se informó sobre su avance para cada una de las situaciones identificadas".

(Por Santiago Spaltro)

Lea nota completa en Cronista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook