Gas natural, el hidrocarburo que se resiste

by • 23 febrero, 2017 • MundoComments (0)

Desde hace años, las energías renovables y los autos eléctricos amenazan la hegemonía de los hidrocarburos. Sin embargo, la verdadera estrella de las próximas décadas será el gas natural.

Según el Anuario 2017 de la petrolera británica BP, la demanda global del fluido aumentará a una tasa del 1,6% interanual hasta 2035, el doble de lo que crecerán, por ejemplo, el carbón y el petróleo. La revolución vendrá de la mano del GNL (gas natural comprimido), una tecnología de transporte que permite llevar el recurso a cualquier parte del globo, a tal punto que para algunos especialistas el gas empieza a convertirse en un commoditie.

China y Europa serán los motores de esa demanda. Aún con un boom en la producción no convencional local, el país asiático importará un 40% del gas para 2035. El viejo continente, en tanto, ve cómo se derrumban sus yacimientos y cómo crece la dependencia del fluido ruso, un aliado incómodo. El GNL podría venir al rescate para diversificar su oferta energética y aliviar tensiones políticas.

Del lado de la oferta, según BP, Estados Unidos y Australia serán los nuevos proveedores mundiales en las próximas décadas. En ambos casos, la tecnología no convencional será la clave: en el país del norte, de la mano de la revolución del shale; en el país oceánico, gracias al desarrollo de gas atrapado en carbón (coalbed methane).

Pero BP va más allá. La demanda de gas no sólo crecerá, sino que lo hará por oleadas. Para la primera, calculan, la oferta estará garantizada. Para la segunda, en tanto, podría haber cierta estrechez. ¿Podrá Argentina subirse a ese carro con el desarrollo de Vaca Muerta?

Aún con el freno que implica la asunción de Donald Trump en Estados Unidos, los países industrializados buscan reducir sus emisiones de carbono. El cambio más rápido y económico para reemplazar fuentes sucias como el carbón o los derivados del petróleo es el gas, que no es cien por ciento limpio pero que es mucho menos contaminante.

Sin embargo, no es la generación de electricidad el que más el rubro que más aportará al crecimiento de la demanda. Según BP, será la industria la que quemará o utilizará como insumo el 45% del recurso para 2035. Otra vez, Argentina tiene mucho para tomar nota: con un recurso barato –algo que dependerá del crecimiento de la producción– la industria petroquímica podría despegar en el país, y convertirse en epicentro del creciente mercado regional.

A su vez, la electrificación en países en vía de desarrollo también impactará en la demanda del combustible.

Los números

  • 1,6% crecerá la demanda del gas cada año hasta el 2035 según BP. La tasa duplica a la del petróleo y el carbón.
  • 40% del gas que consuma china para el 2035 será importado, lo que agrandará el mercado.
  • 32.000 millones de pies cúbicos de gas serán provistos por Estados Unidos y Australia dentro de dos décadas, los principales mercados oferentes.

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook