El precio del petróleo ‘choca’ de nuevo con la resistencia de la industria de EEUU y Canadá

by • 9 enero, 2017 • MundoComments (0)

Jornada de descensos para los futuros de petróleo que están cotizando la resistencia de la industria en Norteamérica y las dudas sobre el cumplimiento del acuerdo de la OPEP. Tanto el crudo de tipo Brent como el West Texas sufren descensos que superan el 2,5%. El Brent se sitúa de este modo en los 55,5 euros por barril, mientras que el Texas busca apoyarse en los 52,5 dólares la unidad.

El pasado viernes 6 de enero los datos publicados por Baker Hughes volvieron a mostrar un incremento de los equipos de perforación tanto en EEUU como en Canadá. Además, a nivel global también se produjo un incremento de estos equipos, impulsado por el fuerte auge de los precios del crudo tras el histórico acuerdo de la OPEP para recortar la producción el pasado mes de diciembre.

En EEUU se contaron cuatro nuevas plataformas de perforación respecto a la semana anterior sumando así 529 plataformas activas. Por su parte, el gran cambio ha llegado en Canadá, donde las plataformas han aumentado en 29 hasta un total de 81, un número que supera a las 71 que había hace un año. 

El petróleo tiene techo

En lo que se refiere a nivel internacional (sin tener en cuenta EEUU y Canadá), se produjo un incremento de cuatro plataformas (gas y petróleo) hasta las 929. Hans van Cleef, economista senior en ABN Amro, comenta a Reuters que "estamos viendo como el optimismo que rodea a los acuerdos para recortar de la OPEP y otros productores está siendo compensado por los temores de una mayor producción en EEUU, tal y como indica el recuento de plataformas del pasado viernes".

Además, algunos expertos comienzan a dudar sobre la ejecución del pacto de la OPEP. Hace menos de una semana, Haider al-Abadi, primer ministro de Irak, aseguró que la Región de Kurdistán está exportando más petróleo del que tiene asignado la región dentro del pacto alcanzado con la OPEP. 

Aunque el pasado año el petróleo West Texas se anotó un 45% y el Brent un 52%, siendo el mejor año desde 2009 para ambos tipos de barril, lo cierto es que este año estará lleno de incertidumbres que podrían afectar a la cotización de esta materia prima. A los ya tradicionales riesgos geopolíticos, hay que sumar la reacción de la industria del fracking con los precios actuales y el diálogo interno en la OPEP sobre el acuerdo y su posible prolongación este verano.

Lea nota completa en El Economista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook