El Gobierno británico dará luz verde a un proyecto de energía de las mareas en una laguna artificial por 1.500 millones

by • 12 enero, 2017 • EERRComments (0)

El informe encargado por el ministro de Energía británico, Charles Hendry, da luz verde al proyecto de energía de las mareas de Tidal Lagoon Power en la Bahía de Swansea, con un presupuesto de 1.500 millones de euros. De confirmarse el visto bueno del Gobierno, se desbloquearía una serie de seis proyectos de energía de las mareas en el Reino Unido. Una buena noticia para el sector renovable británico que en los últimos tiempos se ha visto asediado por los recortes.

La compañía británica Tidal Lagoon Power está detrás de todos estos proyectos, consistentes en la construcción de seis lagunas artificiales en las costas del Reino Unido que generarían hasta un 12% de la energía del país gracias a la fuerza mareomotriz a partir de 2022.

El proyecto de Swansea está valorado en 1.500 millones, pero el presupuesto de las seis lagunas rondará los 30.000 millones de libras (41.191 millones de euros) y se prevé que la infraestructura pueda estar en funcionamiento durante 120 años.

Las lagunas artificiales aprovechan el movimiento de las mareas para poner en movimiento unas turbinas instaladas en barreras artificiales construidas en el mar para generar energía. De esta forma, el Reino Unido apostaría por producir energía a gran escala utilizando una fuente de energía renovable en las localidades de Swansea, Cardiff, Newport y Colwyn Bay (en Gales), en Bridgwater, en la región inglesa Somerset, y en la región de West Cumbria.

Hendry ha visitado las comunidades que podrían verse implicadas o afectadas por las lagunas, y dijo que el proyecto contaba con” buenas expectativas”, según ha informado The Guardian.

Tidal Lagoon Power ha invertido 35 millones de libras en el proyecto de Swansea, que vería un rompeolas construido en forma de ‘U’ a lo largo de la bahía (ver imagen) y el paso de las mareas entrante y saliente a través de 16 turbinas, generaría energía suficiente para abastecer de electricidad a alrededor de 150.000 hogares.

Pero los funcionarios del gobierno y los desarrolladores aún no han sido capaces de llegar a un acuerdo en un precio garantizado para la electricidad de la laguna. Continúan las negociaciones sobre un precio que sería aún más alto que el acordado para la nueva central nuclear de Hinkley Point C, y pagado por un impuesto sobre las facturas de energía.

Ben Caldecott, investigador asociado al think tank Bright Blue dijo que “la clave es que la energía de las mareas demuestre que puede ser una tecnología renovable competitiva en costes sin subsidio, si no hoy, si a corto o medio plazo. Otras tecnologías renovables lo han conseguido”.

Lea nota completa en El Periódico de la Energía

Related Posts

Comments are closed.

Facebook