pozo-petroleo-fuente-reuters

El petróleo no se acabará nunca porque la demanda tocará techo mucho antes

by • 3 noviembre, 2016 • MundoComments (0)

Simon Henry, director financiero de Royal Dutch Shell, ha reconocido que la demanda de petróleo tocará techo antes que la oferta. El petróleo no llegará a terminarse por la diversificación energética, gracias al avance de las energías renovables, y por el rápido incremento de la eficiencia de los motores. Una combinación de factores que dejará al crudo en un plano menos visible de la película energética.

"Somos de la opinión de que la demanda de petróleo alcanzará su techo antes que la oferta. Ese pico de la demanda puede llegar dentro de 5 o 15 años, y será por la eficiencia y la sustitución" del crudo como energía, destaca Henry. 

Si las energías renovables y otras tecnologías como los automóviles eléctricos continúan su rápido avance, el uso del petróleo alcanzará su punto máximo en 2030, según ha pronosticado el Consejo Mundial de la Energía. Michael Liebreich, fundador de Bloomberg New Energy Finance, pronostica que este pico de la demanda llegará en el 2025 y comenzará a reducirse en el 2030.

Un cambio radical en dos años

"Por primera vez, las compañías petroleras tienen que pensar seriamente en el futuro", explica Alastair Syme, analista de petróleo de Citigroup en Londres. Las petroleras que hace un par de años creían que "cada molécula de petróleo que producían tendría un mercado", ahora se han dado cuenta de que sólo "pueden permitirse explotar los activos más competitivos".

Desde Shell defienden su estabilidad porque está centrando su negocio en el gas natural e invirtiendo en nuevas energías como el hidrógeno y los biocombustibles. Henry asegura que aunque la demanda de petróleo comience a descender, Shell está muy bien posicionada para enfrentar la demanda de nuevas energías.

Aún así, el escenario base de este gigante del petróleo es que durante décadas, el petróleo y el gas seguirán siendo una parte importante del mix energético del mundo.

Lea nota completa en El Economista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook