trump

El petróleo jugó con Hillary y ahora espera señales de Trump

by • 10 noviembre, 2016 • MundoComments (0)

Los hombres y mujeres del petróleo siempre se sintieron más a gusto con los republicanos. Pero el caso de Donald Trump es un misterio. Nadie sabe a ciencia cierta qué política tomará el presidente electo de Estados Unidos en materia energética, una agenda que estuvo poco presente en la campaña y en general asociada a temas ambientales.

Pero Trump dejó algunas definiciones que podrían impactar a la larga en el desarrollo de Vaca Muerta.

En principio, es un defensor de los combustibles fósiles y específicamente de los proyectos no convencionales. Prometió hacer más laxas las regulaciones del mercado estadounidense, así como desestimar requerimientos ambientales y quitar “trabas fiscales”.

Las señales fueron bien tomadas por el mercado: casi todas las empresas petroleras subieron ayer en Wall Street pese a que los mercados arrancaron con pronunciados rojos. Pero no pasó desapercibido que los aportes del sector petrolero fueron en su mayoría a la campaña de Hillary Clinton. Y en el caso republicano, la apuesta fue por Ted Cruz, derrotado por Trump en las primarias.

Por razones locales y globales –como el precio del crudo–, a las petroleras nunca les fue tan bien como con la gestión de Barack Obama: durante su gestión, la extracción de crudo subió un espectacular 88%. La industria le devolvió al saliente presidente la creación de miles de puestos de empleo que fueron un bálsamo tras la crisis financiera del 2008.

Uno de los que creció con Obama fue Harold Hamm, dueño de Continental Resources, una de las pioneras del shale en Estados Unidos. Los medios especializados lo sindican como el próximo secretario de Energía de Trump, un puesto poco gravitante, pero con influencia política. Fue el decimotercer hijo de una familia pobre de Oklahoma, que se hizo rico gracias al boom no convencional. El arquetipo del “american dream” petrolero.

Tampoco escapó a los análisis ayer que bajo la gestión de Trump la Reserva Federal podría subir su tasa de interés, haciendo más atractivo al dólar como inversión. Esto podría quitarle dinero a los proyectos petroleros, ya complicados por la baja del crudo. En esa bolsa entra Vaca Muerta, que tendría que salir a buscar inversiones en mercados globales hostiles.

Pero, se sabe, con Donal Trump los pronósticos pueden fallar.

(Por Roberto Aguirre)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook