diesel

Pese a la recesión de la economía, la importación de gasoil se aceleró un 25% en el año

by • 8 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

La importación de gasoil –el combustible más consumido en la Argentina- se aceleró con fuerza durante los primeros nueve meses del año: creció un 25,5% según datos oficiales del Ministerio de Energía. No existen antecedentes cercanos que den cuenta de un salto significativo de las compras de diesel en el exterior. Ni siquiera cuando la economía local se expandió con fuerza durante algunos años de la década pasada. De ahí la sorpresa de las empresas productoras de petróleo.

En concreto, sin contemplar el gasoil importado por Cammesa para generar electricidad en usinas térmicas, las empresas del segmento de refinación y comercialización de petróleo –entre las que figuran YPF, Shell, Axion, Pampa Energía (ex Petrobras) y OIl, así como también algunos traders como Trafigura-  importaron 1,83 millones de metros cúbicos (MMm3) entre enero y septiembre para abastecer el mercado interno. Son casi 400.000 m3 más que durante el mismo período de 2015, cuando se trajeron 1,46 millones de m3.

La mayoría de las refinerías continúa corriendo sus plantas a buen ritmo. La utilización promedio de las refinerías sigue en torno al 80 por ciento. Lo curioso es que el incremento de las importaciones es que se condijo con un amesetamiento de las ventas en surtidores, que prácticamente se mantuvieron invariantes de un año a otro. Se elevaron apenas un 0,5% según datos de Energía.

Es decir, la importación del combustible más requerido en las estaciones de servicio –cinco de cada 10 litros que se despachan corresponden a algún tipo de gasoil- se aceleró en un escenario en el que la venta de combustibles está estancada. Como resultante de esa situación, buena parte de las compañías productoras de crudo Medanito –de tipo liviano, extraído en Neuquén, el más requerido por las refinarías locales- están teniendo problemas para colocar su oferta de crudo en el mercado doméstico porque no encuentran comprador interesado.

Salvo YPF, el mayor jugador del mercado de combustibles con una participación cercana al 55%,  que redujo en un 14,6% la cantidad de gasoil importado, el resto de los players del sector incrementó la adquisición de diesel en el exterior. Sin embargo, el comportamiento en uno y otro caso fue dispar: Axion Energy –la compañía del grupo Bridas- elevó sus compras en un 71,5%; Petrobras Energía (controlada desde agosto por Pampa Energía), un 44,9% y Oil Combustible, un 32,3%. El mayor incremento de un año a otro fue de Shell, que elevó la importación de gasoil en un 235 por ciento. Fuentes del mercado de refinación explicaron que el salto de la petrolera angloholandesa responde, fundamentalmente, a una parada del complejo de hidroprocesos que llevó adelante a mediados de año. Son distintas unidades de la refinería que salieron de funcionamiento en conjunto -algo que no sucedía desde hace cinco años- durante casi dos meses en mayo, lo que obligó a la compañía a elevar sus importaciones de gasoil.

Precios más bajos

Las empresas refinadoras se vieron beneficiados, de forma indirecta, por la coyuntura del mercado argentino de combustibles. Sucede que, como aún permanece vigente un esquema de precios diferenciales para el barril de crudo que se vende localmente –que en la práctica implica que los consumidores pagan más caro las naftas y el gasoil de lo que cuesta importarlos-, la rentabilidad que genera la venta de combustible importado en los surtidores es más alta que la que genera el despacho del gasoil refinado en el país.

En ese marco, a raíz del aumento de compras de gasoil en el exterior, casi uno de cada cinco litros del combustible vendidos en el país entre enero y septiembre fueron de procedencia extranjera. En total, se comercializaron 10,27 millones de m3 de gasoil, de los cuales 1,83 millones –un 17,81%- fueron importados.

Otro asterisco que se desprende de las estadísticas oficiales es el rol creciente que empiezan a jugar los traders internacionales, que hasta diciembre pasado no estaban autorizados a comercializar combustibles importados (el Ejecutivo les negaba ad hoc la habilitación). A partir de este año, en cambio, Trafigura –el mayor trader del planeta- empezó a traer a razón de 5.200 m3 de gasoil por mes. Sin instalaciones de refinación en el país, los traders han empezado a ganar terreno en la venta a de gasoil a algunos segmentos como el agro y la industria. A priori, la tendencia parece ir a contramano de la política de incentivar la producción local de hidrocarburos mediante el pago de precios más caros de las naftas y gasoil en surtidores.

(Por Nicolás Gandini)

Lea nota completa en IOL

Related Posts

Comments are closed.

Facebook