presidente-mauricio-recibio-agropecuaria-uribelarrea_claima20161107_0289_28

Nuevo actor en el negocio de la energía: una firma agrícola invierte US$ 450 millones

by • 8 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

La industria eléctrica, que espantó a la mayoría de los empresarios que no fueran cercanos al kirchnerismo, comienza a configurar un nuevo escenario. Aparecen nuevos inversores, provenientes de otros sectores, como el campo. Es el caso de la agrícola MSU, que destinará US$ 450 millones a tres plantas de generación térmoeléctrica.

Durante el verano, la gente demanda más electricidad de la que el país genera. Es una de las razones que llevan a los cortes de luz en los días de calor. Para revertir ese déficit, Cammesa -la empresa mayorista del sector eléctrico- convocó a interesados a una licitación de generación térmica para enfrentar los problemas de abastecimiento que surgirán el próximo verano (2016-2017), el invierno del año que viene y la siguiente temporada estival (2017-2018). Hubo dos rondas. Además de los jugadores tradicionales del sector (YPF, Pampa, Albanesi. Genneia) aparecieron nombres flamantes, como el de MSU.

Manuel Santos Uribelarrea (h) es quinta generación de una familia que se instaló en el sur de Santa Fe y el oeste de Buenos Aires en 1860. El empresario quiso expandirse más allá de la soja y el trigo y pensó en el etanol, pero la existencia de cupos a las exportaciones de biocombustibles lo desalentó. Hace poco, lo tentaron con una empresa de generación térmica que estaba en venta. Lo evaluó, pero considero mejor desarrollar un proyecto propio.

MSU está construyendo tres plantas de 150 MW de potencia cada una. La de General Rojo (partido de Ramallo) estará despachando energía desde el próximo enero, mientras que Tandil y Villa María recién funcionarán desde noviembre de 2017. En total, son 450 MW (megavatio, la unidad de medida del sector eléctrico). El país necesitan 25.000 MW un día de verano, por lo que recurre a importaciones. La tecnología es provista por General Electric,que también aporta financiación. 

Con tierras propias y arrendamiento, la familia Uribelarrea es una agropecuaria local que pudo replicar su modelo de negocios en países vecinos como Paraguay, Uruguay y Brasil. La familia es dueña y controla la compañía. Un fondo de pensión europeo es socio minoritario.

El campo reaccionó con entusiasmo frente a la quita de las retenciones, según explica Uribelarrea. En la industria de la energía, se mira la gestión actual con buenos ojos, pero persisten dudas sobre la continuidad. Los contratos firmados por MSU con Cammesa son a 10 años. Les pagarán un fijo de entre US$ 19.900 y US$ 20.900 por cada Mw  mensual más un reconocimiento de costos variables.

 ¿Cree que la política energética se mantendrá en el tiempo?, le preguntó Clarín.

"Apostamos a una nueva etapa, de seguridad jurídica y construcción de la confianza. Tenemos que exportar al mundo, ser competitivos y eso requiere planificación de largo plazo", contesta, optimista, el empresario.

MSU administra 260.000 hectáreas en las que cosecha 850.000 toneladas de granos. En sus proyecciones de ingresos futuras, la compañía estima que generará ventas por US$ 200 millones por agro y cerca de US$ 130 millones por energía.

(Por Martín Bidegaray)

Lea nota completa en Clarín

Related Posts

Comments are closed.

Facebook