tren petrolero

Nación apuesta a reactivar el tren para el desarrollo de Vaca Muerta

by • 24 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

El gobierno nacional tiene en carpeta un proyecto para la reactivación del ferrocarril de cargas destinado al desarrollo de Vaca Muerta. El plan integral, que incluye la rehabilitación de 1.300 kilómetros de vías desde Buenos Aires a Neuquén y la construcción de 250 kilómetros de rieles nuevos entre Chichinales, en Río Negro, y Añelo y Rincón de los Sauces, en la provincia vecina, prevé una inversión total de 1.200 millones de dólares. Hay obras pensadas en el corto, mediano y largo plazo y la mayor preocupación es el aumento de la circulación de trenes en la zona del Alto Valle.

La iniciativa del Ministerio de Transporte de Nación tiene como objetivo mejorar la rentabilidad del desarrollo hidrocarburífero en la principal formación de shale del país para “alcanzar la seguridad energética durante el transcurso de la década que viene”, según la memoria técnica.

“El ferrocarril es el único modo de transporte que hoy vincula las fuentes de abastecimiento de arena con el yacimiento y que puede ofrecer la escala y los costos de transporte que visibilicen al proyecto Vaca Muerta como competitivo”, fue la evaluación de los técnicos de Transporte.

El “Plan ferroviario línea Roca” lo dio a conocer Guillermo Fiad, titular de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias, que depende del Ministerio de Transporte de la Nación. Fue durante un encuentro que mantuvo con el legislador rionegrino Jorge Ocampos y con el diputado nacional Sergio Wisky, que se entrevistaron con el funcionario por la ampliación del tren de pasajeros entre Chichinales y Senillosa.

De acuerdo a los datos del proyecto, actualmente las concesionarias del tren de carga, Ferrosur Roca y Ferro Expreso Pampeano, transportan por toda la línea poco menos de 400.000 toneladas por año entre arena y yeso, mayoritariamente. “El deficitario estado estructural de la vía y su estado de mantenimiento diferido, han llevado a una continua y progresiva reducción de velocidades de circulación (...) que hoy en día es de un promedio de 29 kilómetros por hora aproximadamente”, se evaluó. Se pretende elevarla a 90 kilómetros por hora.

Los trabajos “prioritarios” en el corto y mediano plazo consisten en la renovación de las vías entre Bahía Blanca y Cipolletti, con un costo estimado en 400 millones de dólares. También la reconstrucción de los rieles entre Cipolletti y Cordero (tramo actualmente en desuso) por 16 millones de dólares. En esta etapa, el transporte de los materiales para la exploración y explotación de los yacimientos, desde Cordero hacia Añelo y Rincón de los Sauces se haría a través de la Ruta Provincial 7. El plazo de ejecución de las obras está previsto en cuatro años, con una vida útil de 10. Están pensadas para la circulación de entre 8 y 10 trenes diarios de carga.

Lea nota completa en Rio Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook