maletin-solar-tecnoalternativa-853021-mla20692095258_042016-f

Un maletín lleno de energía y amigable con la naturaleza

by • 3 noviembre, 2016 • EERRComments (0)

Un pequeño maletín les permitirá a quienes se dediquen a tareas rurales o practiquen actividades al aire libre contar con energía eléctrica sin depender de la red o de generadores a combustible, gracias a un sistema de energía solar portátil diseñado por dos jóvenes neuquinos.

“Con mi socio y amigo, Juan José Tesoniero, somos fanáticos de la pesca y en una de esas salidas se nos ocurrió la idea”, explica Astolfo Rojas. Hoy lo fabrican a pedido, pero tienen la intención de producirlo en serie y comercializarlo, para lo cual crearon la empresa Tecno Alternativa.

El dispositivo tiene tres versiones: el Andino, que apunta a las actividades de camping y al aire libre; el Campero, que es más robusto y tiene fichas resistentes al polvo y al agua, pensado para el trabajo de campo; y el Lucero, más pequeño y destinado sólo para iluminación.

Con el sistema Andino se puede tener iluminación, música o cargar baterías de cámaras fotográficas y celulares. “Un foco de 12 vatios se puede usar durante diez o doce horas, mientas que con uno común de 60 watts la autonomía es de casi cuatro horas con lo almacenado durante la carga fotovoltaica”, detalló Rojas.

Los días nublados el equipo también carga, aunque su eficiencia se reduce en un 40 por ciento.

El modelo Campero, está pensado para tareas rurales, por ejemplo los crianceros que se dedican a la trashumancia. “De esta manera, además de iluminación, pueden contar con la carga para un equipo de radiocomunicaciones o usar alguna pequeña herramienta eléctrica; además este modelo permite cargarlo con la red domiciliaria antes de salir”, precisó.

El equipo es fácilmente transportable y pesa aproximadamente ocho kilos, mientras que el modelo Lucero, sólo para iluminación, pesa la mitad.

Todos los componentes del equipo, en sus tres versiones, son nacionales. Las baterías, de 17 amperes/hora, tienen una garantía de fábrica de 15 años y los paneles solares se pueden usar sin inconvenientes durante 30 años. Una de las particularidades es que son modulares, no tienen un circuito integrado como los que se ofrecen por internet de origen chino, por lo que si se rompe un componente se puede reemplazar sin necesidad de cambiar el equipo.

Astolfo y Juan José, ambos de 27 años, comentaron que por el momento los fabrican “en forma artesanal, con una dedicación de muchas horas de trabajo”. Han usado capitales propios y se encuentran a la espera de créditos a nivel nacional para comparar “alguna maquinaria que nos permita acortar los tiempos, pero si mientras tanto aparece un inversor será bienvenido”.

(Por Juan Pablo Grigioni)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook