refineria-huincul

La refinería de Huincul procesa un 43% del petróleo de Vaca Muerta

by • 22 noviembre, 2016 • Sin categoríaComments (0)

La refinería de YPF en Plaza Hincul duplicó el procesamiento de shale oil en dos años: del total de petróleo que se procesa en la planta, el 43% proviene de la formación Vaca Muerta.

“Nos encontramos con los desafíos, los problemas y las virtudes que tiene el shale oil. Todo sirve para que sea escuela para las otras refinerías. De 4.100 metros cúbicos día que procesamos, casi 2.000 vienen de producción no covencional”, dijo el gerente del complejo industrial YPF Plaza Huincul, Pablo Rizzo.

La planta, que este año cumplió 40 años, está conectada por un oleoducto con Challacó y Centenario. Desde este último toman el crudo de Loma Campana.

“Nuestra refinería fue una de las primeras en procesar shale oil y duplicamos el ingreso en dos años. Esto significa que somos punta de lanza en la investigación y procesamiento de este tipo de crudo”, detalló el ingeniero químico Gustavo Martínez, gerente de servicios técnicos.

La refinería, pequeña pero versátil en relación a los combustibles que produce, se encuentra en ventaja con sus competidoras, que actualmente sólo procesan un 10% de crudo de Vaca Muerta.

Aunque se trata de petróleo de idéntica alidad, el shale tiene algunas particularidades, por lo que los trabajadores de YPF en Plaza Huincul escriben el manual de uso del futuro: no es difícil pensar que en pocos años la mayor parte de la producción del país provenga de campos no convencionales.

Tres veces al año, las refinería del país se juntan a compartir experiencias. La Plata y Luján serán con el tiempo las que deberán procesar más cantidad de shale y deben reordenar el negocio ante este nuevo escenario.

“El shale es más liviano, no tiene tantos componentes pesados, menos destilados, pero más parafinas. Esto provoca que los filtros se tapen antes, por lo que hubo que cambiar de a poco el proceso productivo y trabajar con aditivos”, explicó Martínez.

Según explicó el ingeniero, el principal impacto tiene que ver con cómo trabajar con las parafinas. Para esto, las inversiones en equipamiento, en tratamientos químicos y en investigación estuvieron a la orden del día estos últimos cuatro años.

Por otra parte, una vez por mes se mandan muestras al Centro de Tecnologías Aplicadas de YPF para ver como varía el shale, los combustibles que se producen con él y el impacto en los motores.

Este complejo industrial, desde el centro de la provincia produce en total, más de dos millones de litros de combustibles que llegan a Neuquén, Río Negro, La Pampa, Chubut y Buenos Aires. La principal destilería de Patagonia es la única productora de metanol del país y también elabora combustibles para vehículos terrestres y aviones.

(Por Lorena Vincenty)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook