petroquimicos4

Están dadas las condiciones para una nueva expansión petroquímica

by • 14 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

Durante la conmemoración del 40⁰ aniversario del Instituto Petroquímico Argentino (IPA), su titular Ignacio Millán analizó las similitudes entre la etapa fundacional del organismo y el actual contexto sectorial. “A mediados de los años 70 comenzó la tercera ola de desarrollo petroquímico en el país, proceso que terminó consolidándose durante los 80 y 90, y que forjó una industria como la que tenemos hoy, con una producción de 7 millones de toneladas (Tn), 110.000 empleados directos y un importante impacto en la cadena de valor de la economía nacional”, puntualizó el directivo.


En ese escenario inicial, explicó, los fundadores del IPA tuvieron una visión que fue más allá de la idea de que el desarrollo sectorial sólo necesitaba de la captación de capitales. “Entendieron que se precisaba algo más. Se dieron cuenta –en primer lugar– de que la Argentina podía convertirse en un referente a escala regional en un segmento donde el know-how, la innovación y el desarrollo tecnológico son clave, y –en segunda instancia– de que para ello había que capacitar en el país a los profesionales que operarían los nuevos complejos. De otra manera, hubiera sido necesario formarlos en el exterior”, aseguró.

Millán: “Cuarenta años después de su creación, es posible decir que el proyecto que fue el IPA en 1976 logró alcanzar sus objetivos y cumplir con éxito los lineamientos planteados originalmente”

Asimismo, expresó, los primeros conductores del Instituto destacaron la importancia de promocionar los beneficios de la industria en todos los niveles de la sociedad. “A lo largo de los años, la percepción social sobre el sector ha fluctuado mucho. La relevancia de este eje crítico se vio desde un primer momento”, manifestó.


Por otro lado, acotó, comprendieron que debía generarse información estadística de imprescindible utilidad para la toma de decisiones. “Entendieron que se necesitaba contar con un organismo que fuera independiente y que tuviera una buena articulación o coordinación no sólo con las empresas, sino también con el resto de los actores involucrados en el mercado petroquímico (las universidades, las cámaras, las asociaciones y los gobiernos)”, señaló.

Cuarenta años después, expresó, es posible decir que el proyecto que fue el IPA en 1976 logró alcanzar sus objetivos y cumplir con éxito los lineamientos planteados originalmente. “Es un honor y resulta muy justo homenajear a los socios fundadores y a quienes tuvieron una visión diferencial para fomentar el crecimiento del segmento”, sentenció.

Vector de crecimiento

De acuerdo con Millán, el IPA ha participado activamente en la promoción del desarrollo petroquímico como política de Estado en la Argentina. “Es por eso que quienes estamos tomando la posta en su conducción tenemos la vara bastante alta. Nuestro deber y responsabilidad es seguir ampliando y mejorando las capacidades de la entidad durante otros 40, 50 u 80 años”, proyectó.


Por estos días, aseveró, el país ofrece grandes oportunidades de negocios para aprovechar. Es posible pensar en una nueva expansión petroquímica. “La Argentina está volviendo a posicionarse ante los ojos del mundo. Se está intentando captar la atención de los inversores. En ese sentido, nuestro sector no sólo puede atraer el capital, sino también convertirse en un vector de crecimiento estratégico a nivel nacional”, indicó.

Lea nota completa en Revista Petroquinica

Related Posts

Comments are closed.

Facebook