auto-electrico-renault

Del enchufe de casa a las rutas argentinas

by • 10 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

La posibilidad de ver vehículos eléctricos circulando por las calles del país está cada vez más cercana. Recientemente, gracias a un informe técnico del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Secretaría de Industria de la Nación emitió la homologación, certificado indispensable para obtener la Licencia de Configuración de Modelo (LCM) de una nueva camioneta eléctrica.

La licencia permitirá al importador o fabricante nacional poder comercializar el vehículo en el país, en este caso una camioneta Kangoo ZE. La misma tendrá una autonomía de 140 kilómetros y se podrá conectar a un tomacorriente de 220 watts en el hogar. Como el motor va acoplado a las ruedas no hay transmisión mecánica, por lo tanto las fallas se reducen un 85% con relación a los vehículos de combustión y el costo de mantenimiento es mucho menor.

Omar Ramírez, especialista del Departamento de Regulaciones Automotrices del INTI, explicó que un vehículo eléctrico transitando por la ciudad “no genera contaminación gaseosa porque no emite combustión, y al encenderlos no generan ruido alguno, a tal punto que a velocidades menores a 20 kilómetros por hora el auto debe transmitir un pequeño sonido para advertir a los transeúntes de su presencia”.

También recordó que el mayor inconveniente que por ahora presenta este tipo de vehículos es su autonomía. “Esto se debe la acotada capacidad de las baterías recargables, señaló y agregó que las más utilizadas son las de ion litio, cuyo peso y volumen dependen de cada fabricante”. Argentina junto con Bolivia y Chile son los principales productores de litio, pero para llegar a fabricar las celdas de carga se requieren grandes inversiones.

Juan Pablo Zagorodny, presidente de la Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos, comentó que “en los comienzos de la industria automotriz había vehículos eléctricos, pero el uso del petróleo barato los desplazó”.

El titular de Aavea consideró que aún cuando los vehículos eléctricos puedan resultar “un poco más caros de entrada –una brecha que tiende a achicarse– casi todos los análisis concluyen que en la próxima década serán más económicos a lo largo de su vida útil que los autos a combustión”.

“Junto con el ingeniero Alberto Tucci nos propusimos en el INTI trabajar sobre normativas para vehículos eléctricos y sobre todo lograr que en el país se puedan hacer la mayor cantidad de los ensayos indicados en la normativa”, sostuvo Ramírez.

El número

85% se reducen las fallas técnicas debido a que el motor va acoplado a las ruedas.

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook