importacion-combustible

Crece la participación de traders de combustible importado en el mercado local

by • 15 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

Según estadísticas del Ministerio de Energía de la Nación, aumentó en el país la participación de empresas que comercializan combustibes importados, también conocidas como traders, que compiten con las petroleras tradicionales como YPF, Shell y Axion Energy. Las tres mayores traders de combustibles del planeta, Trafigura, Gunvor y Glencore, no cuentan con la capacidad para refinar crudo en el país, pero están ampliando su presencia a partir de la importación de gasoil para revenderlo en el mercado interno.

Durante las tres gestiones de gobierno kirchnerista, las traders no podían operar en Argentina ya que el Estado no autorizaba la libre importación de combustibles. Sin embargo, la administración de Mauricio Macri eliminó esas restricciones, permitiendo las operaciones internacionales de combustibles. El aval de la actual gestión, apunta a alinear el valor interno del petróleo y los combustibles con el precio internacional del barril.

Si bien el ingreso de las traders elevará el nivel de competencia en surtidores, lo cierto es que la importación indiscriminada de naftas y gasoil afectará el nivel de procesamiento de crudo local y, por lo tanto, reducirá el nivel de inversiones en los yacimientos argentinos, con la consecuente pérdida de puestos de trabajos.

En concreto, entre los meses de enero y septiembre de este año, la holandesa Trafigura importó 36.600 metros cúbicos de gasoil; y, en el mismo período, la compañía suiza Glencore, trajo 5.400 metros cúbicos.

Además, el grupo ruso Gunvor, uno de los mayores operadores de materias primas a nivel mundial, se asoció con el empresario kirchnerista Cristóbal López en la petrolera Oil Combustibles. Se espera que Gunvor desembolse cerca de $ 2 mil millones para quedarse con parte del paquete accionario de esa compañía, que controla una refinería y un centro de almacenaje en la localidad de San Lorenzo (Santa Fe). Con ese dinero, López aspira a cancelar parte de deuda de $ 8 mil millones que mantiene con la AFIP por haber incumplido el pago del Impuesto a los Combustibles (ex ITC).

La apuesta de Gunvor es controlar ese punto estratégico a las afueras de Rosario para acceder a una red de más de 300 estaciones de servicio donde podrá vender el gasoil importado. También Trafigura –que cuenta con licencia para operar la histórica marca de estaciones Puma- mantiene interés en adquirir la refinería de Bahía Blanca de Petrobras, que hoy controla Pampa Energía, para quedarse con casi 200 bocas de expendio.

Lea nota completa en IOL

Related Posts

Comments are closed.

Facebook