san-juan

Confirman que en el yacimiento no convencional de Calingasta hay más gas y se puede comercializar

by • 10 noviembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

En la primavera de 2013 un grupo de investigadores del Instituto de Investigaciones Mineras (IIM) de la UNSJ llegaron a la conclusión de que el yacimiento de esquistos bituminosos Rincón Blanco, en Barreal, era apto para ser explotado comercialmente y obtener petróleo de buena calidad para combustibles. Con reservas estimadas en unas 1.100 millones de toneladas, puede arrojar el equivalente a 40.000 millones de toneladas de petróleo. Tres años después, el mismo equipo certificó también que hay más volumen de gas de lo que se creyó en un principio. 

Hector Cáceres, Subdirector del IIM, aseguró ayer que con dos tercios del gas a obtener se puede autoabastecer el proyecto, y quedará un tercio de excedente para ser comercializado. Se calcula que esa porción alcanza para abastecer al departamento de Calingasta durante varios años. En momentos de escasez energética en el país, el dato llenó de optimismo a los dueños del yacimiento -Cesar Gioja, Juan Bautista Piaggio y Américo Clavel-, y reimpulsó la idea de salir en busca de inversores para desarrollar el proyecto. Se estima que un desarrollo moderado requiere de unos 500 millones de dólares en tres años, con una tasa de retorno del 42%. ‘No hay proyecto agrícola-ganadero con una tasa de retorno tan alta, y esto sin considerar el gas y la calidad del producto’, dijo Clavel. 

En la mañana de ayer, propietarios e investigadores presenciaron un ensayo experimental en la Facultad de Ingeniería, donde un kilo de roca de esquistos bituminosos triturados introducidos en una caldera a 156 grados arrojó 7 metros cúbicos de gas. Fue suficiente como para encender una llama constante durante varios minutos. El ingeniero en Minas Hector García explicó a los presentes que se necesitan unas 7.6 toneladas de esquistos por mes para abastecer una casa promedio que consume 50 m3 en 30 días. Eso se lograría en una planta industrial con hornos de alimentación continúa y de 30 o 40 toneladas/hora. El Ministro de Minería, Alberto Hensel y el intendente de Calingasta, Jorge Castañeda, fueron testigos del trascendental momento, junto a las autoridades de Ingeniería encabezadas por el decano Tadeo Berenguer y Pedro Sarquis, director del IIM. Después de todo, aunque sea en forma experimental, es la primera vez que se obtiene gas en San Juan, con el plus de que se trata de un yacimiento no convencional. A diferencia del gigante Vaca Muerta, que esta a más de 2.500 metros de profundidad y requiere del polémico método de ‘fracking’ para su extracción, ayer explicaron que el yacimiento sanjuanino -que es apenas un 6% del proyecto sureño- esta a sólo 140 metros de profundidad y se explotaría a cielo abierto. 

‘’Es una etapa experimental, claro; pero acá se ha demostrado que esto puede ser una fuente para resolver problemas de energía y de combustible que puede generar enormes posibilidades para la provincia’’, dijo el ministro Hensel. Además de los dueños, otro gran interesado en que aparezcan inversores es el intendente Castañeda. ‘’Se puede obtener gas envasado para Calingasta y el costo de la garrafa seria inferior porque no tendría el peso del transporte’’, expresó con entusiasmo. Es lógico. Sin redes de gas natural en el departamento cordillerano la garrafa de 10 kilos se consigue a $180 y dura un mes si la familia ajusta al máximo su consumo. Otro factor clave es la generación de empleo, unos 700 puestos en su punto máximo. Otras ventajas son que el yacimiento está cerca de la refinadora mendocina Luján de Cuyo, lo que lo hace apto tanto para construir un gasoducto o transportar el producido en camiones.

(Por Elizabeth Perez)

Lea nota completa en Diario de Cuyo

Related Posts

Comments are closed.

Facebook