trump

Cómo afecta el triunfo de Trump a la cotización internacional del crudo

by • 9 noviembre, 2016 • Argentina, MundoComments (0)

Luego de cada elección presidencial en Estados Unidos el precio del barril de petróleo reacciona en los mercados, gane un republicano o un demócrata. En realidad, el comportamiento depende si el presidente es novato o es reelegido. Por lo menos desde 1992, cuando hay un nuevo gobierno en ese país el precio del barril cae de manera abrupta. En cambio, cuando un gobierno es reelegido para un segundo mandato la variación del barril se mantiene estable. La mayor caída fue en 2008 cuando ganó Barack Obama y el crudo sufrió una depreciación de casi el 50%. El triunfo de Donald Trump de ayer abre el escenario para otro movimiento abrupto en el precio del barril.

Así lo dio a conocer la consultora S&P Global Platts, que se dedica a analizar el sector energético en el mundo. En un informe que difundió horas antes de la elección estadounidense entre Dondal Trump y Hillary Clinton, la consultora analizó el comportamiento del precio del barril después de cada elección entre 1992, cuando ganó por primera vez Clinton, y 2012, cuando fue reelegido Obama.

Por supuesto que en el valor del precio internacional del petróleo influyen otros factores a nivel mundial como la variación de la oferta y la demanda, el ritmo de los países productores o la situación geopolítica en medio oriente.

De todos modos, los datos arrojados esta semana por el informe de la consultora energética S&P Global Platts sobre los presidentes novatos y los reelegidos y la reacción de los mercados llama la atención.

En 9 de noviembre de 1992, cuando el demócrata Bill Clinton fue elegido por primera vez presidente, el barril de crudo internacional tenía un precio de referencia de 19,4 dólares. A los pocos días descendió a 16,5 dólares, perdiendo un 15% de valor. 

Según el informe de Global Platts, esto pudo haber ocurrido por el “desconocimiento” que tenía el mercado sobre el nuevo presidente, ya que en enero de 1993 el barril volvió a subir.

En cambio, para la reelección de Clinton del 5 de noviembre de 1996 el valor del precio del barril internacional creció. Pasó de cotizar 21,7 dólares ese día de la elección a 25,1 dólares exactamente un mes después.

El 7 de noviembre del año 2000, el republicano George W. Bush fue elegido por primera vez presidente de Estados Unidos. Si bien en los primeros cinco días el precio del barril creció levemente, la caída de la cotización del petróleo fue de 37,3%, pasando de 34,4 dólares en noviembre a 21,5 dólares el 20 de diciembre. Según el informe de Global Platts, por esos días las “preocupaciones por una recesión económica” de los mercados con el nuevo gobierno republicano empujaron el precio hacia abajo.

Si el precio cayó un 37,3% cuando fue elegido por primera vez Bush al frente de la Casa Blanca, cuando lo reeligieron en noviembre de 2004 la reacción del mercado fue muy distinta y el precio se mantuvo estable. Durante los primeros 90 días después de la reelección del republicano el precio del barril internacional de petróleo no tuvo altibajos.

En cambio, un fuerte golpe sufrió el crudo en el año 2008. Al igual que le ocurriera a Clinton y a Bush, cuando el demócrata Barack Obama ganó por primera vez las elecciones el 4 de noviembre de 2008 el precio del crudo cayó abruptamente de 63.7 a33.6 por barril, marcando una descenso de 47,2% en un mes y medio. El precio volvió a aumentar recién en febrero de 2009, aunque en un marco de fuerte crisis económica en Estados Unidos. 

La situación para Barack Obama fue muy distinta cuando volvió a ganar las elecciones presidenciales el 6 de noviembre de 2012. Cuando el demócrata fue reelegido para estar cuatro años más al frente de la Casa Blanca, el precio del petróleo era de 108.4 dólares y durante los primeros 90 días subió levemente un 8%, llegando a 117 dólares cada barril.

Según Global Platts, con cada nuevo presidente elegido en Estados Unidos el precio del barril de petróleo sufre una fuerte caída, no así en su reelección. Quedará por ver cuál será la reacción de los mercados respecto del crudo frente a Donald Trump, el ganador de la elección de ayer, en un complejo contexto internacional que mantiene al barril de petróleo por debajo de los 50 dólares.

(Por Roberto Bellato)

Lea nota completa en IOL

Related Posts

Comments are closed.

Facebook