ciguena_5

La necesidad de sus miembros bombea contra el plan de la OPEP

by • 12 octubre, 2016 • Mundo, SliderComments (0)

La última amenaza al reciente acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para reducir el suministro son los tres países miembros del cartel que planean aumentar su producción a niveles que equivalen a los recortes que el grupo prevé hacer.

La OPEP acordó a finales del mes pasado buscar un freno al derrumbe de los precios mediante un recorte combinado de hasta 700.000 barriles en la producción diaria. Libia, Irán y Nigeria dijeron la semana pasada que apuntan a bombear volúmenes adicionales que sumarían 700.000 barriles al día por encima de los niveles de agosto.

El acuerdo, que marcaría el primer recorte de producción de la OPEP en casi ocho años, exime de los recortes a esos tres países porque sus industrias petroleras se están recuperando de largas interrupciones.

El resurgimiento de estos tres productores podría poner más presión sobre los otros países de la OPEP para que hagan recortes más profundos para lograr el tope de 32,5 millones de barriles diarios delineado en el acuerdo.

En Libia, años de conflicto han mantenido cerrados sus principales puertos petroleros. Ahora están bajo el control de un grupo armado que acordó su reapertura. La petrolera estatal libia también tiene la intención de conectar yacimientos ahora varados con Ras Lanuf, una de las terminales recientemente reabiertas, dijeron dos funcionarios. Miembros del gobierno libio dijeron que la producción podría aumentar de los 300.000 barriles que despachaba en agosto —la base sobre la cual la OPEP calculó su nuevo límite de producción— a 700.000 barriles por día.

Irán está saliendo de años de sanciones internacionales que frenaron su producción de crudo. En septiembre, extrajo entre 3,7 millones y 3,8 millones de barriles diarios, 100.000 barriles al día más que en agosto, dijeron autoridades petroleras iraníes. El país tiene el objetivo, dijeron, de conseguir una producción superior a 4 millones de barriles por día.

Por su parte, las exportaciones petroleras de Nigeria han estado lastradas por el robo de crudo y el sabotaje por parte de grupos rebeldes. No obstante, la reparación de un oleoducto clave el mes pasado debería añadir 200.000 barriles por día de su producción de agosto, de 1,46 millones diarios, según personas al tanto.

En conjunto, el incremento de la producción de los tres países anularía la reducción planeada por la OPEP. Esa situación es la que mantiene bajos los precios del petróleo, dijo el miércoles en una nota Olivier Jakob, jefe de la consultora suiza Petromatrix, aunque el precio ya había tocado el lunes US$53,19, su nivel más alto de los últimos 12 meses, después que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que su país se sumaría a la OPEP en la limitación de la producción.

El acuerdo de reducción de la producción que la OPEP alcanzó el mes pasado no especificó cuándo le correspondería recortar a cada país miembro.

Así que en la reunión del próximo mes, los miembros discutirán a fondo cómo harán exactamente para a llegar a su meta. Las conversaciones podrían ser contenciosas. Irak ya ha protestado por los datos que la OPEP utiliza para sus cálculos, diciendo que el cartel toma como base una producción de 4,3 millones de barriles por día en agosto, unos 300.000 menos de lo que el país afirma haber bombeado. Al utilizar la cifra más baja, sostiene Irak, la OPEP podría imponer un límite de producción más bajo de lo que le corresponde al país. El gobierno advierte que no va a congelar su producción a menos de 4,75 millones de barriles por día.

Lea nota completa en WSJ

Related Posts

Comments are closed.

Facebook