Eolica_9

Chubut: Holding español Isolux Corsan vende su parque eólico por u$s 25 millones

by • 20 octubre, 2016 • ArgentinaComments (0)

En medio del proceso de licitaciones para el desarrollo de energías renovables en la Argentina, el grupo español Isolux Corsan está en plan de vender el parque eólico que controla en Chubut, ubicado en la localidad de Loma Blanca, al norte de Trelew. El holding europeo negocia ceder el parque que comenzó a producir energía en 2013 por u$s 25 millones (22,7 millones de euros).

Para eso, llegó a un acuerdo con las sociedades Sideli y Sidsel para ceder el control del sitio donde alberga 17 aerogeneradores Alstom de 3 MW cada uno, totalizando 51 MW6 y que produce 183 GWh anuales, suficientes para abastecer el consumo anual de 70.000 hogares. El proyecto inicial contemplaba construir tres etapas más para alcanzar una potencia instalada de 200 MW y energía para abastecer a 250.000 hogares. Fuentes cercanas a la compañía española admitieron la operación. Explicaron que las sociedades compradoras fueron inscriptas el 7 de septiembre en el Boletín Oficial. Ambas tienen el mismo directorio, la misma sede social y el mismo objeto. Tanto Sideli como Sidsel poseen entre sus socios a Víctor Mariano Payaslian y María Lorena Fuchs.

La sede fue ubicada en la calle Bartolomé Mitre 797 de Capital Federal y las dos fueron creadas con un propósito especial y comparten el mismo objetivo de ejercer actividad financiera e inversora mediante el aporte de capitales, creación de sociedades, uniones transitorias, joint ventures, consorcios y en general todo tipo de contratos asociativos, tal como se explica en su carta de presentación. Y según un comunicado de Isolux Corsan, el precio de la transacción incluye las cuatro fases del parque eólico. A Sdeli entregó el control del parque en la forma actual en la que opera, y a Sidsel los derechos de desarrollo de las otras tres fases de desarrollo.

De todos modos, la operación debe ser aún aprobada por Enarsa y Nación Fideicomiso. Esto se debe a que el parque fue construido en el marco del plan Genren controlado por Enarsa, y a que Nación Fideicomiso vela por el interés del préstamo otorgado a Isolux para el desarrollo. Voceros locales explicaron que la venta forma parte de un plan de desinversión en todos los sectores que no estén vinculados con la construcción a nivel global. El objetivo es reducir deuda y la venta del parque es la primera relevante en el marco de ese proceso para estabilizar la situación financiera generando 400 millones de euros como parte de un acuerdo que selló con los bancos acreedores.

La idea es vender activos no vinculados a la construcicón y amortizar parte de la deuda de 2000 millones de euros. Otros activos a la venta son la filial de energía fotovoltaica ’T-Solar’ y un conjunto de líneas de transmisión eléctrica en Brasil. El plan supone que las entidades acreedoras y los bonistas canjearán deuda por el 95% del capital de Isolux y la compañía pondrá el foco en la generación de caja, aumento de la cartera y baja de los costos.

También redujo las 10 regiones que configuraban el área de negocio de Ingeniería y Construcción (EPC) a seis (Sudamérica; Argentina; Europa y Magreb, Norteamérica, Asia Pacífico y Oriente Medio y África). Según los medios españoles, también cambió el número de directivos, simplificando el organigrama y reforzando la gestión de las unidades de negocio regionales. Isolux perdió 272 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone multiplicar por más de 15 los números rojos registrados un año antes tras el traspaso de concesiones, la caída de la actividad por la falta de liquidez del grupo y el incremento de los gastos financieros.

Lea nota completa en Cronista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook