eerr

El balotaje renovable de Aranguren

by • 13 octubre, 2016 • ArgentinaComments (0)

El viernes 7 de octubre de 2016 será una fecha que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, recordará con especial gratitud. Por la mañana anunció, tras pasar por audiencia pública, el esquema de precios para el gas en el país. Y por la tarde, los resultados de la primera licitación para energías renovables en Argentina, denominada RenovAr.

Los resultados resultaron tan satisfactorios que se cumplió a rajatabla con la advertencia de no licitar proyectos por encima de los precios de referencia. Entre estos se encuentra la microcentral hidroeléctrica del magnate inglés Joe Lewis, cercano al presidente Mauricio Macri, y quien construyó la obra incluso antes de conocer el plan renovable del gobierno nacional.

Finalmente Lewis y otros proyectos de tecnologías con baja potencia fueron invitados a readecuar sus precios a los topes establecidos y en caso de aceptar la propuesta, firmar contratos de adjudicación.

Pero el optimismo del ex-CEO de Shell no terminó ahí. Ante los precios de las ofertas recibidas, que fueron significativamente más bajos para las principales tecnologías como eólica y solar, resolvieron lanzar una extensión de la de licitación, una segunda vuelta, que llamaron RenovAr 1.5. “Para estar a tono con las nuevas tecnologías”, bromeó Aranguren, seguramente desconociendo que ya casi está sepultado el concepto 2.0.

Para este relanzamiento se ofrecen 600MW, divididos en 400MW eólicos y 200 MW solares, repartidos en seis paquetes iguales para cada región. En segundo término, el nuevo precio de corte será el promedio de los valores adjudicados en el proceso que ya terminó (53,39 dólares para eólica).

Y finalmente, si bien no se podrán presentar nuevas propuestas, están habilitados también aquellos que no calificaron en el análisis técnico. Entre estos últimos se encuentran las tres propuestas oficiales que el gobierno neuquino presentó –en distintas asociaciones– junto a Gennia y el grupo Eurnekian.

Contentos y amargados

Pero como todo proceso –el que sea– nunca todas las partes quedan contentas. Los precios obtenidos resultaron muy beneficiosos en comparación de los que se esperaban, teniendo en cuenta la exorbitante referencia de la Resolución 108 del anterior gobierno (120 dólares el MWh). Sin embargo siguen siendo altos en comparación con las tecnologías de generación tradicionales y con lo que se paga en otros países de la región. Claro que al ser el puntapié inicial para una fuente limpia y bajo el preámbulo de la diversificación de la matriz energética, el cuestionamiento es secundario.

Otro punto fue el déficit de componentes nacionales en los proyectos presentados, que fue inferior al 15%. Esto alertó a un sector de los industriales porque significará un retraso para el desarrollo local de equipos. Según el gobierno, se esperan inversiones por 1.800 millones de dólares que en gran porcentaje ingresarán como equipos completos al país.

Finalmente la competitividad de firmas extranjeras especializadas de esta industria, que cuentan con miles de MW renovables en operación en todo el mundo, relegó incluso a competidores fuertes del país. El acceso a créditos más baratos y los costos de los equipos que utilizan son parte de la ventaja. El impacto visual que genera que de 17 proyectos 8 hayan quedado en manos extranjeras, también puede traccionar en la sintonía empresarial que el gobierno comprende y bastante bien.

En números

  • u$s 59,4 fue el valor promedio del MWh para los 12 proyectos eólicos. En Perú se pagó u$s 37.
  • 3.970 GWh es lo que prometen generar los 17 proyectos adjudicados. Es el 2,9% del consumo eléctrico.
  • 4 parques eólicos consiguió adjudicar la firma china Envision. Uno de ellos en la provincia de Neuquén

(Por Federico Aríngoli)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook