reactor

Argentina exportará reactores nucleares por US$ 3.000 millones anuales

by • 3 octubre, 2016 • ArgentinaComments (0)

La Argentina invertirá $ 2.000 millones en 2017 para avanzar en el desarrollo de un "Reactor Nuclear de Baja Potencia" que se exportará a distintos mercados del mundo y podría generar ingresos al país por más de US$ 3.000 millones anuales, anticipó el Subsecretario de Energía Nuclear de la Nación, Julián Gadano.

El proyecto Central Argentina de Elementos Modulares (Carem) es un prototipo desarrollado por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), que se ubica dentro de los denominados SMR (Small Modern Reactor) y representa "un enorme potencial para la Argentina, ya que existe un mercado mundial de miles de millones de dólares" con recursos disponibles para adquirir éste tipo de tecnología nuclear, agregó el funcionario.

"El Carem tiene muchos años de trabajo en la CNEA pero- para nosotros- es prioritario", declaró Gadano a Télam, y justificó esta decisión al señalar que el proyecto "puede generar un mercado de alto valor agregado tecnológico para nuestro país". 

El subsecretario ponderó la capacidad y conocimiento de los investigadores del organismo, y se vanaglorió de "los recursos humanos espectaculares que tenemos, con la calificación necesaria para desarrollar el sistema nuclear argentino".

El proyecto Carem apuntó, desde el inicio, a desarrollar y producir centrales nucleares, sobre todo, aquellas ubicadas en el segmento de reactores de generación eléctrica de media y baja potencia.

Ese tipo de reactores tiene una gran proyección para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o polos fabriles con alto consumo de energía, en tanto ofrecen también otras prestaciones, como desalinización o provisión de vapor para diversos usos industriales.

"Un reactor de baja potencia, de 120 MW de capacidad, sirve para países de redes más pequeñas", explicó Gadano. 

"Podremos comercializar un módulo de 4 reactores, es decir 480 MW, que es mucho más amigable y sirve perfectamente para alimentar redes que no están integradas como el caso de las insulares, algunos países de América Latina y de Asia", añadió el subsecretario de Energía Nuclear.

Gadano se refirió al "respaldo absoluto del Gobierno nacional en materia de investigación, desarrollo y avances tecnológicos" y argumentó que "la mejor prueba del apoyo está en el Presupuesto asignado al área para 2017, que supera los $ 7.600 millones, lo cual representa "el doble de recursos, comparados con el año anterior".

"A la CNEA, para los distintos proyectos, se aumentó el presupuesto en 43% en términos nominales", graficó el subsecretario, con lo cual "se da una respuesta real y concreta" a las críticas de algunos sectores de la oposición que planteaban que la gestión del presidente Mauricio Macri propondría reducir los recursos para la investigación científica.

"El reactor Carem es importante, pero no para poner cartelitos en la (Autopista) Panamericana que digan ´100% orgullosos´, sino para devolver a la sociedad argentina el enorme esfuerzo que está haciendo con los recursos del Estado", indicó Gadano, al tiempo que enfatizó que desde la CNEA "no queremos armar proyectos gigantescos para que después el fisco tenga que poner plata durante muchos años".

Tras participar en la Conferencia General Internacional de Energía Atómica, que se realizó en Viena, Gadano precisó que el año próximo se creará una empresa comercial pública "dinámica, pequeña y eficiente para trabajar en la ingeniería básica del proyecto y, a la vez, que pueda vender el producto final" en el mercado mundial y permita generar "recursos genuinos" para el país.

"Vamos a necesitar un socio financiero para esa empresa, con espalda financiera internacional", advirtió.

"Es un proceso que dura años y vamos a estar en condiciones de comercializar este proyecto en 2022", sostuvo el funcionario, pero exhibió su entusiasmo al señalar que "vamos a ser uno de los primeros países del mundo -junto con Corea del Sur, Estados Unidos, Rusia y China- que podrá ofrecer los reactores de baja potencia".

En ese sentido, Gadano no minimizó la competencia con esas potencias extranjeras pero puso el eje en que "es un mercado de decenas de miles de millones de dólares, y es posible y fácil capturar el 20%" de la demanda mundial de los reactores.

El funcionario aludió a otros proyectos que se gestan dentro de la CNEA y apuntó especialmente al denominado RA10, un reactor de investigación multipropósito orientado a la producción de radioisótopos para el diagnóstico de enfermedades.

"Firmamos el contrato y el año que viene vamos a invertir $ 1.682 millones para hacer integración entre la obra civil y los primeros montajes", comentó Gadano y anticipó que se construirá "el reactor multipropósito más moderno del mundo".

Finalmente confirmó que la Argentina -a través de Invap- "le venderá un reactor multipropósito a Brasil en u$s 35 millones", operación que representará "la primera venta de tecnología" que el país realizará a nuestros vecinos y socios de la región.

(Por Ariel Rudistein)

Lea nota completa en Telam

Related Posts

Comments are closed.

Facebook