auditoria

Piden auditar qué se hizo con el FOCEGAS

by • 1 septiembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

Entre los primeros expedientes que aterrizaron en el escritorio del nuevo titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Oscar Lamberto, figura uno que se gestó en Córdoba y que ingresó a ese organismo el 19 de agosto pasado.

Lo impulsan Walter Scavino, de Fodeco (Foro para la Promoción de la Defensa del Consumidor) y vocal del Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep); y Mario Peralta, de la Unión de Usuarios y Consumidores de Córdoba.

Quieren que la AGN ponga la lupa en los cargos, fondos e impuestos que se pagan en la boleta del servicio de gas natural por redes, en especial sobre el Fondo para Obras de Consolidación y Expansión, conocido como Focegas, que arrancó a finales de 2012.

El pedido cobra relevancia en el contexto actual, en el que la Corte Suprema de Justicia volteó la suba de tarifas y obligó al Gobierno nacional a convocar a audiencia pública como paso previo a implementar el aumento.

Qué es

El Focegas es uno de los tantos parches que utilizó la gestión kirchnerista para tapar el hueco del atraso tarifario y el incesante crecimiento de los subsidios.

La resolución del Ente Nacional Regulador del Gas que dio origen a ese fondo señala que, por pedido de las distribuidoras, se implementó “un monto fijo por factura” según la categoría de usuario, para obras de infraestructura.

Estableció que la plata recaudada tenía que ser depositada en un fideicomiso creado entre cada prestataria y Nación Fideicomisos SA, y que el destino exclusivo eran, en especial, “obras de infraestructura, conexión, repotenciación, expansión y/o adecuación tecnológica”.

Pero también resolvió que los montos cobrados se iban a tomar “a cuenta de los ajustes previstos en el marco de la readecuación tarifaria acordada en las renegociaciones”.

El tiempo pasó y hoy por hoy no existe una manera directa, clara y transparente para conocer cuánta plata se recaudó a través del Focegas y qué obras fueron realizadas por las distribuidoras.

Además, hubo varios cambios en el mecanismo que, en cierto modo, diluyeron los controles bajo el argumento de las trabas operativas que implicaba “el elevado número de operaciones de desembolsos” y “el volumen de información que es necesario procesar”, según señaló el Enargas en 2013.

Eso desembocó, en marzo del año pasado, en la eliminación de la exigencia de depositar los montos recaudados en los fideicomisos que se habían creado para tal fin, por lo que la plata quedó bajo manejo directo de las distribuidoras.

Cálculos

En su presentación ante la AGN, Scavino pide que en su estudio la auditoría exponga por separado los datos aportados por los usuarios de Córdoba y las obras realizadas por Distribuidora de Gas del Centro (Ecogas).

El Focegas implica montos fijos que van de cuatro a 60 pesos para usuarios residenciales y de 150 a dos mil pesos para el resto de los clientes, según la categoría.

“Eso arroja una estimación lineal, sin actualización, que supera los 680 millones de pesos para el caso de Ecogas. Actualizado por inflación desde 2012, bimestre por bimestre, superaría largamente los 1.200 millones de pesos”, calculó Scavino.

Transferencias

El primer dato sobre la cantidad de dinero recaudado por Ecogas recién aparece en la Memoria y Estados Financieros de 2015.

Allí se indica que “los montos fijos cobrados por este concepto (por el Focegas) durante 2015 ascendieron a 64.823.000” pesos. En los informes de años previos no hay referencias.

También detalla, como una cuenta por cobrar al 31 de diciembre de 2015, 50 mil pesos del Fideicomiso Financiero Focegas, una acreencia que fue disminuyendo si se considera que a fines de 2014 era de 2,9 millones y de 6,1 millones a principios de ese mismo año.

Si bien en sus informes anuales Ecogas detalla diferentes obras realizadas en cada ejercicio y el impacto en la extensión de la red, no queda claro cuáles de esos trabajos estuvieron atados al Focegas.

Este medio pidió precisiones a la distribuidora, pero la empresa se excusó de responder, bajo varios argumentos concurrentes.

Una vocera de la compañía afirmó que la recaudación del fondo se destinó a las obras comprometidas y que las tareas se ejecutaron.

De todos modos, mencionó la imposibilidad actual de sistematizar los datos, ya que el foco del trabajo está puesto en reorganización la facturación domiciliaria, que había quedado estancada por la judicialización de la suba tarifaria.

Pero también indicó que a la empresa no le consta el inicio de una auditoría y que, en todo caso, su respuesta debe ser direccionada a los organismos de control.

Por Daniel Alonzo

Lea nota completa en La Voz del Interior

Related Posts

Comments are closed.

Facebook