ciguena_16

Oil&Gas Patagonia 2016: Crisis petrolera con onda expansiva

by • 23 septiembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

La industria petrolera reunida en la Oil&Gas Patagonia 2016 repitió el esfuerzo para no perder el optimismo en medio de la crisis del sector. Sin embargo algunas señales son inocultables: la caída en la actividad que rodea a la extracción de hidrocarburos se ubica entre un 20 y un 40 por ciento.

Los más de 100 expositores instalados en el Espacio Duam, la mayoría de ellos proveedores, se mostraron confiados de estar en las puertas de una reactivación. Y también hay coincidencias en señalar que será de la mano de los desarrollos de gas a través de los nuevos precios.

Pero no ocultan que hubo un impacto negativo.

“Pasamos meses que fueron muy duros. Cayeron las ventas y también la demanda en los servicios de mantenimiento para nuestra empresa. Lo que notamos es que pasó es boom de hace un par de años, pero también vemos que hay perspectivas de que repunte”, explicó un ejecutivo de ventas de un firma dedicada a los hidrogrúas.

Las expectativas, compartidas por en el sector, pasan por la reactivación de los proyectos de gas.

La necesidad del recurso para el país y, fundamentalmente, las definiciones para los precios que llegarán tras los resultados de la Audiencia Pública de la semana pasada.

Desde este sector, que nuclea principalmente a los proveedores de insumos y maquinaria, aseguran que las caídas en las ventas se sintieron en el primer semestre.

“No esperamos un nuevo pico de ventas, pero si una estabilización en la actividad”, indicó un encargado ventas en el sector de válvulas.

La mayoría de las firmas del segmento que llegaron hasta la Oil&Gas no tienen una base física en la región sino que trabajan con representantes y empresas que comercializan sus insumos y servicios.

En la última edición muchos de ellos buscaban un espacio físico para instalarse, un deseo que en la presente muestra perdió impulso entre los consultados.

Pese a la esperanza en el gas y los cambios que definen como positivos para la economía, hay dos puntos que preocupa a las proveedoras. Por un lado el costo del financiamiento, que siguen considerando muy elevado, y por otro, la apertura de importaciones, algo que podría tener un impacto mayor a largo plazo.

Otro de los signos de la situación de amesetamiento que aún transita el sector petrolero lo marca el hecho de que, a diferencia de la pasada muestra realizada en 2014, en plena explosión de Vaca Muerta, no hay desarrolladores o inmobiliarias ofreciendo lotes u oportunidades para el sector de los bienes inmueble en lo que fueron las zonas calientes del boom.

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook