auto-electrico

Los autos eléctricos no evitan la contaminación

by • 27 septiembre, 2016 • EERRComments (0)

Si se produjera un auge de autos eléctricos en Europa, la región tendría que construir el equivalente a casi 50 estaciones generadoras del tamaño de la planta nuclear Hinkley Point que planea Gran Bretaña, advirtieron los expertos de la UE.

Si las grandes flotas de vehículos cargan electricidad de centrales eléctricas que queman carbón, el combustible fósil más sucio, los niveles generales de contaminación del aire por dióxido de sulfuro probablemente suban, señala un estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Los autos que funcionan a baterías son considerados una bendición ambiental comparado con los vehículos a diesel o nafta, y la nueva investigación confirma que un gran giro hacia el transporte eléctrico ofrecería muchos beneficios.

En promedio, se observaría una notable caída de las emanaciones de algunos tipos de polución del aire, como óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión, además del dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero producido por los humanos.

Sin embargo, en países como Polonia donde la electricidad proviene de estaciones generadoras a carbón, los beneficios de cambiar al auto eléctrico podría ser "dudosos", aseguró Magdalena Jozwicka, gerente de proyectos de investigación en la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). "Hay beneficios locales claros y oportunidades pero hay también algunos riesgos", dijo a FT.

Las ventas de autos eléctricos para pasajeros crecieron abruptamente en todo Europa en los últimos seis años, debido al impulso que brindan los fuertes subsidios estatales apuntados a limitar el cambio climático. Pero en 2015 todavía representaba sólo 0,15% del parque automotor europeo.

Si los vehículos pasan a representar el 80% del parque en 2050, según el estudio de la AEMA se necesitarían otros 150 gigawatts adicionales de electricidad para cargarlos. La planta nuclear de Hinkley Point que se construirá en el Reino Unido tendrá una capacidad de 3.2 GW, lo que la convierte en una de las centrales energéticas más grandes de la nación.

La necesidad de tanta energía nueva para autos eléctricos "podría provocar tensión en la infraestructura de electricidad", advierte el informe, especialmente donde ya hay mucha energía renovable. "En países con oferta de energía renovable altamente fluctuante, podría ser un gran desafío coordinar la demanda de energía proveniente de los vehículos eléctricos.

Lea nota completa en El Cronista

Related Posts

Comments are closed.

Facebook