aramco

La mayor petrolera del mundo, la saudí Aramco, quiere fabricar paneles solares

by • 2 septiembre, 2016 • EERRComments (0)

Hace ya tiempo que Ibrahim Babelli, el ministro de Economía y Planificación del país del petróleo dijo que “la energía solar debía ser la solución energética para Arabia Saudí” pero no parecía que se lo creyera del todo, tantas veces han sido las que lo han dicho y poco lo que han hecho. Sin embargo, esta vez van en serio.

El reino saudita tiene como objetivo de instalar 9,5 gigavatios (GW) de energía renovable (probablemente una mezcla de eólica y solar), que representaría alrededor del 14% de la matriz energética del país. Y la mayor petrolera del mundo, Saudi Aramco, ostenta el preciado papel de conseguirlo. Pero su ambición les lleva más lejos.

Saudí Aramco junto con la Saudi Arabian National Industrial Cluster Development Program (NICDP), han firmado un Memorando de Entendimiento (MOU), con uno de los mayores fabricantes de módulos solares, la japonesa Solar Frontier, y su empresa matriz Showa Shell Sekiyu, para llevar a cabo una investigación sobre los aspectos tecnológicos y económicos de la fabricación de paneles solares de capa fina, de tecnología CIS, y de ser favorable, desarrollar la industria fotovoltaica en el país.

Las posibilidades son muy altas, porque el país árabe tiene mucha extensión de terreno, alta radiación solar y arena suficiente para enterrar media Europa, ingredientes básicos para la producción de módulos fotovoltaicos. Y más concretamente se dedicarían a la fabricación de paneles CIS, que ofrecen mayor resistencia a la sombra y más estabilidad a temperaturas elevadas, alcanzando un ratio de eficiencia del 86,1% a una temperatura ambiente de 40° (incrementando la temperatura del módulo hasta unos 70°), comparado a 79,9% en módulos policristalinos.

A pesar de las dificultades económicas a las que se enfrenta Arabia Saudita a causa de un precio del crudo que no remonta desde hace dos años, todavía tiene suficiente poder financiero para permitirse ser uno de los jugadores solares más influyentes del mundo. La inversión que el reino saudí está destinando a la investigación de las energías renovables forma parte de su objetivo Vision 2030. Los planes del gigante árabe ambicionan instalar 54 gigavatios de capacidad de energía limpia para el 2040 y ya de paso competir en el competitivo mercado de los fabricantes de paneles fotovoltaicos.

Por Laura Ojeda

Lea nota en El Periódico de la Energía

Related Posts

Comments are closed.

Facebook