shale

Exxon pone en marcha un pozo ‘extralarge’ en Vaca Muerta

by • 29 septiembre, 2016 • ArgentinaComments (0)

Cuando uno imagina un pozo, en general lo vislumbra en forma vertical, de arriba para abajo. Pero la revolución del shale empezó a instalar un concepto cada vez más extendido: el de las perforaciones horizontales. Ese pensamiento lateral, que implicó una ruptura de los paradigmas petroleros, fue el que convirtió en multimillonarios a los primeros gurúes del no convencional en Estados Unidos. La clave para que esos yacimientos caros y marginales fueran rentables se ubicó en la distancia y el tipo de recorrido.

A través de su subsidiaria XTO, Exxon aprendió la lección. Y ahora, aspira a realizar el pozo con el recorrido horizontal más largo de la Cuenca Neuquina. Según explicó el presidente de la compañía en Argentina, Daniel de Nigris, la firma apuesta a surcar las profundidades de Vaca Muerta con una rama lateral de 2.500 metros, que inclusive podría extenderse a 3.000 metros si las condiciones lo permiten.

Si el pozo de Exxon se estuviera perforando en el monumento a San Martín, en el corazón de la ciudad de Neuquén, iría unos 3.000 metros bajo tierra y desde allí arrancaría una rama lateral que llegará casi hasta el río. Con seis de esos diseños partiendo desde la misma locación –algo que Exxon tiene en sus planes– podría cubrirse una superficie de más de la mitad de la ciudad.

La compañía estadounidense planea perforar cinco de estos pozos en los próximos meses. Se sumarán a su perforación estrella, el Bajo del Choique X-2, que en sus ensayos mantuvo los picos de producción más altos de Vaca Muerta.

El problema para Exxon todavía son los costos. Esta primera aproximación a la roca madre tiene carácter experimental. Se trabaja para diseñar el mejor pozo posible para que cierre la ecuación productiva y económica. Fuentes al tanto de la operación señalaron que esas gigantescas perforaciones de rama lateral cuestan por encima de los 20 millones de dólares, una cifra muy alta para los valores del mercado local.

Pero XTO, la subsidiaria de Exxon especialista en no convencionales que tomó la operación en Vaca Muerta, no mira tanto los costos iniciales. Sus expertos creen que el costo marginal de perforar más metros horizontales es bajo. Los pozos pueden costar más, pero también devuelven más hidrocarburos. Además, una vez con el equipo bajo tierra, extender un par de días y metros más la perforación no parece cambiar demasiado la cuenta.

“Estos costos no son un parámetro, en estas etapas gastás todo lo que tengas para gastar. Están haciendo escuela, diseñando su pozo tipo”, señaló una fuente cercana a la operación.

Contó que XTO trajo personal de Estados Unidos y que el equipo que bucea en la roca madre neuquina es de la compañía Ensign.

Proyecto

En cuanto a las obras, Exxon trabaja para hacer una pequeña planta de tratamiento para la los pozos piloto. Luego trabajará en un cargadero para llevar el crudo por camión hacia las instalaciones de Oldelval.

XTO Energy invertirá 250 millones de dólares para desarrollar un proyecto piloto de cinco pozos horizontales que integrarán un pad con el X2 en Bajo del Choique. En ese bloque la compañía estadounidense está asociada con la firma provincial GyP, que mantiene un 10% del contrato a través de un acuerdo de carry.

Pero los desembolsos podrían ser mucho mayores en una etapa de desarrollo pleno. El CEO de Exxon, Rex Tillerson, había anticipado en junio , tras reunirse en Buenos Aires con el presidente Mauricio Macri, que “dependiendo del éxito del programa”, podría avanzarse en una fase plena de perforación con 20 o 30 años de trabajo, con una inversión adicional de 10.000 millones de dólares.

Para este tipo de millonarias aventuras, Exxon compró XTO en el año 2009. Se trata de una mediana operadora que fue pionera de las revolución del shale en Estados Unidos y Canadá, donde perforó más de 30.000 pozos en distintos proyectos .

Sus técnicos tomaron la operación del bloque hace unos meses, que se encuentra entre los más importantes de su cartera de activos.

Los números

  • 900.000 acres son los que la petrolera Exxon controla, como operadora o como socia, sobre Vaca Muerta.
  • 1.500 son las personas con que opera la compañía en todo el territorio argentino.
  • 800 son los barriles diarios que arrancó produciendo el yacimiento Bajo del Choique. 
  • La curva productiva bajó con  el pasar de los meses.

Cambio de mirada

De costado es mejor

  • Costos marginales. Extender varios metros los recorridos horizontales no acrecienta tanto los desembolsos y mejora la producción.
  • Superficie. La idea es poder abarcar la mayor superficie de roca posible a través de la fractura hidráulica. Mientras más shale se fractura, más grande es el reservorio que se crea.
  • Días. Los pozos horizontales tardan más en perforarse, pero cada fractura que pueda agregarse ahorra tiempo.
  • Tecnología. Cada vez hay más técnicas patentadas para este tipo de perforaciones.

(Por Roberto Aguirre)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook