lewis

Lewis produce más que energía en Lago Escondido

by • 2 agosto, 2016 • ArgentinaComments (0)

Sobre la Ruta Nacional 40 el ingreso está marcado como si se tratara de un camino rural. Una garita de colectivos también lo hace visible. Al cabo de unos metros, Lago Escondido da la bienvenida en un cartel y pide proteger esa reserva natural. Luego todo se hace enorme: las miles de hectáreas, el complejo, los guanacos, la central hidroeléctrica, el feed lot y sobre todo la mansión en la orilla este, a la que llega en verano a descansar su dueño, el millonario inglés Joseph Lewis, y sus amigos; entre ellos, el presidente Mauricio Macri.

Por ahora, la operación de Hidden Lake SA (cuando fueron a inscribir Lago Escondido, el nombre estaba registrado) es deficitaria, pero eso no debe desvelar a Lewis, que, ya sea solo o a través de Tavistock, posee la sexta fortuna del Reino Unido. Negocios inmobiliarios, agrícolas, hoteleros, energéticos, turísticos, gastronómicos, conforman sus inversiones en todo el mundo.

La generación de electricidad, un negocio que podría hacer que Lago Escondido facture hasta 90.000.000 de pesos por año, es el nuevo proyecto de la empresa que preside Nicolás Van Ditmar, un barilochense de 51 años que logró primero atraer la atención de Lewis cuando le vendió las tierras de la familia Montero y que ahora se transformó en su lugarteniente.

Por supuesto que para eso es necesario que el proyecto, a cargo de otra empresa del grupo, Patagonia Energía, califique en la licitación de energías renovables del gobierno nacional. En la compulsa, trascendió que ofertarán entre 120 y 135 dólares por megavatio hora (MWh) generado. Y esperan producir unos 45.000 MWh por año con las seis turbinas que, en conjunto, tendrán una potencia instalada de 7,2 MW.

Pero en esa enorme porción de bosque, en torno del lago Escondido, fuera de los límites de Parques Nacionales, la energía no es el único proyecto productivo. La empresa tiene 140 empleados de manera permanente, en general bajo el convenio de Uatre, un sindicato que no se caracteriza por el conflicto. Si se transforma en agente del mercado eléctrico, tendrá que lidiar con uno más combativo, Luz y Fuerza.

En ese territorio atravesado por caminos de tierra en perfecto estado, delimitados por troncos, los animales parecen silvestres. Las vacas (en este momento hay unas 1.000 cabezas) terminan el proceso de producción en un feed lot. Van Ditmar le contó a “DeBariloche” la semana pasada, cuando presentaron la central que está a punto de comenzar a generar, que la empresa vende los animales en pie.

En Lago Escondido se jactan de tener la manada de alpacas más grande del país, además de un número grande de guanacos y llamas. La predilección de Lewis por este tipo de camélidos se hizo famosa cuando trascendió una foto suya, de las pocas que hay, con sombrero cordillerano y la mansión detrás, alimentando a uno de sus animales.

Ovejas y corderos, además de flamencos, terminan de conformar el reino animal de Lago Escondido.

Con esquiladores de la zona y comparsas de otros puntos de la Patagonia, la lana y el pelo también generan ingresos a la empresa.

Hasta hace unos años, estas actividades le permitían a Lago Escondido financiar el 30 por ciento de sus gastos, pero la producción mejoró y ahora ese índice llegó al 50 por ciento. La producción de energía permitirá que la operación sea por primera vez rentable, aseguran.

Hay una tercera empresa, Helipatagonia SA, que es la única que aparece como parte de Tavistock, cuyo único propósito es operar el helicóptero Bell 429 biturbina, que puede transportar hasta pasajeros. En él viajaron Macri y “amigos” en Semana Santa.

Los caminos de Lago Escondido son ramificados y parecen cubrir casi toda el área de la propiedad que va desde la ruta hasta la mansión (el “territorio Lewis” llega hasta casi El Manso hacia el norte). Los mantienen en perfecto estado gracias a un parque de maquinaria vial que más de un municipio querría tener. Hasta a las retroexcavadoras y palas también le sacan su renta porque suele ser alquiladas a entidades estatales y a privados de la zona.

(Por Martín Belvis)

Lea nota completa en Río Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook