labyrinto 1

Tarifas: cómo salir del laberinto

by • 10 julio, 2016 • Argentina, SliderComments (0)

Una salida parlamentaria, a la que se pueda llegar en consenso con el Gobierno. Es la aspiración de la oposición peronista –un espacio desarticulado, pero que hoy encarna en el Senado Miguel Pichetto– para la compleja cuestión de la judicialización de la suba en las tarifas, que desafía una de las decisiones centrales de Mauricio Macri.

La iniciativa presenta límites. El gobierno apelará mañana el fallo de la Cámara de La Plata que declaró nulo el aumento de las tarifas de gas en todo el país y dio por tierra con la estrategia de centralizar los amparos en la justicia federal porteña. Se descuenta que la Cámara rechazará la presentación, por lo que el gobierno iría con un recurso extraordinario –en queja– a la Corte.

El máximo tribunal tratará el tema en su reunión del martes. Allí ya hay tres pedidos de per saltum presentados por la procurador general del Tesoro y por el Ministerio de Energía. De tomar alguno de ellos, el tribunal haría caer las cautelares que frenaron los aumentos hasta que decida sobre la cuestión de fondo. Podría de igual modo darle trámite al recurso de queja que terminó de elaborar ayer la Procuración. Desde el gobierno se le pidió generar certidumbre sobre las tarifas: en cualquiera de las alternativas, la Corte por ahora ofrecería tiempo.

El gobierno ha intentado hacerse una idea de qué camino tomará la Corte. Se insiste allí en que el tribunal apuntará a la convocatoria a audiencia pública para darles la palabra a los consumidores, como exige la ley. Nadie pudo haberse formado mejor opinión que el presidente Macri durante el encuentro que mantuvo ayer en Tucumán con el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti, en el marco de los festejos por el Bicentenario .

Como sea, el gobierno cuenta con que, dado el número de causas abiertas –más de una decena– ya no tendría caso que la Corte resuelva el tema parcialmente. El antecedente de mayor peso es el ingreso al tribunal del aumento de la tarifa de gas que dispuso la Secretaría de Energía en agosto de 2014 y que suspendió el juez federal de Mar del Plata, Alfredo López. El caso encierra dos curiosidades: un dictamen de la procuradora Gils Carbó avaló la resolución de Energía, que respondía al entonces ministro Axel Kicillof, y pidió a la Corte que no intervenga. La segunda: a diferencia del fallo que impulsó hace dos años, el juez López esta vez rechazó un amparo presentado por organizaciones de la sociedad civil para frenar los aumentos.

¿La salida puede ser el Congreso? En el gobierno aseguran que del laberinto, el Ejecutivo saldrá solo. Un exceso de optimismo. Viene de una rectificación del esquema de aumentos ideado por el ministro Aranguren, a comienzos del junio. Ya entonces se inclinó por una solución política antes que judicial. Necesitó de tres rondas de negociaciones con los gobernadores para alcanzar un acuerdo. Duró un mes.

El Frente para la Victoria convocó a una sesión especial para dejar sin efecto los aumentos. Un despertador para Julio De Vido, que preside una comisión de Energía ausente en el asunto. El kirchnerismo asumió el fallo de la Cámara platense como un éxito, pero en pálido reflejo de viejos esplendores en la justicia. El Frente Renovador evaluaba una iniciativa parlamentaria que contemplara certidumbre para las empresas y freno a los aumentos. En la reunión del jueves en la casa de Entre Ríos en Buenos Aires, Sergio Massa le pidió a Pichetto que la acompañe desde el Senado. La Cámara baja entró en receso y esta será la última semana de actividad de los senadores. Difícil que prospere: el bloque del FR le envió una carta al Presidente en la que argumenta que no se está frente ante un incremento de tarifas sino a una imposición y evalúa, desde el Congreso, la convocatoria a audiencia pública, en línea con la posición de la Corte.

Ese encuentro entre Massa y Pichetto convocó además al gobernador de Entre Ríos Gustavo Bordet, a su antecesor Urribarri y al diputado Diego Bossio. Se habló de la necesidad de acelerar el proceso de “armonización” de las corrientes del peronismo y a la vez contribuir al fortalecer la calidad institucional, una deuda que los hombres de Perón aun no saldaron. Massa dijo que de momento seguirá consolidando su espacio y pidió algún tipo de autocrítica. Nadie respondió.

El kirchnerismo quiere dar una batalla el martes en el Consejo de la Magistratura, donde ha cambiado la relación de fuerzas y ahora podría perder la llave para bloquear los dos tercios. Un duro, de la línea de Julián Alvarez, el diputado Rodolfo Tailhae, asumirá en lugar de Héctor Recalde. En el bloque dicen que el oficialismo busca congelar esa designación y sesionar con un consejero menos. Recalde advierte que no renunciará sin garantías.

El paso de Cristina Kirchner por Buenos Aires mostró la dimensión del impacto del episodio José López. Nunca se había sorprendido antes a un funcionario en flagrante delito de corrupción. Tampoco se había asistido a un deterioro tan vertiginoso de un liderazgo como el de la expresidenta. Sólo hay reproches ante la previsible pérdida de viejas lealtades. Todo en realidad venía ocurriendo antes de la furtiva aparición de López. Ahora se ve con toda su crudeza.

Por Walter Curia

Lea nota en Rio Negro

Related Posts

Comments are closed.

Facebook