reunion 1

Reunión clave: el Gobierno busca de apuro una salida por el tarifazo

by • 11 julio, 2016 • ArgentinaComments (0)

A la habitual reunión de seguimiento en la Casa Rosada fue invitado, hoy a las 9, el ministro de Energía Juan José Aranguren. Anoche había entre sus pares del Gabinete una gran expectativa acerca de alguna propuesta superadora a la crisis desatada por la suba de tarifas. Allí estarán el presidente Mauricio Macri, los ministros Rogelio Frigerio y Alfonso Prat-Gay, el Jefe de Gabinete Marcos Peña y sus brazos ejecutores, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. También, la vicepresidente Gabriela Michetti y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Anoche trascendió que el ala política del Gobierno, frente a protestas en distintos puntos del país y el malestar de los gobernadores, busca apurar una salida distinta a la vía judicial. “Hay que cambiar y dejarse de boludear, el anuncio debe ser sencillo y claro”, deslizó una alta fuente.

A eso se añade que el último viernes, la Cámara Federal de La Plata declaró “nulas” las resoluciones que fijaron el ajuste. Y le dio alcance nacional a otros amparos que rigen en siete provincias.

Aranguren, en el Senado. (fotos: juan jose traverso)

En el entorno de Aranguren hablan de una confusión y de un error de comunicación. Es que cuando Rogelio Frigerio anunció que las tarifas de gas no subirían más del 400% en el caso de los hogares y hasta 500% para comercios y pymes, no se transmitió cómo era realmente ese cálculo. “La gente se confió, consumió más que el año pasado por tratarse del otoño más frío en 30 años y llegaron boletas con aumentos siderales”, confiaron cerca del Jefe de Gabinete. “Nos equivocamos dos veces, con el primer anuncio y luego con el 400%”, añadió otra fuente.

Así las cosas, para los usuarios de gas hubo un doble castigo. Por un lado, la penalización por el mayor consumo y por otro, el hecho de que el tope se aplicara no sobre el valor total de la factura, sino sobre el valor de la molécula de gas que varía de $ 2,35 en el caso de la categoría residencial más baja a $ 6 en el de las más alta. Entre las medidas que se barajan es que efectivamente el tope sea de 400% sobre el monto total de la factura, además de planes de pago, como los que están implementando algunas distribuidoras de 3 cuotas que podrían extenderse a 6 o 12 meses, siempre sin interés. Otra iniciativa, promovida por el área energética, consiste en ofrecer financiar el excedente de ese tope de 400%.

También facilitarían los trámites para la tarifa social, con un padrón de beneficiarios que se amplió un 20% y que asciende a 1.500.000 hogares en todo el país.

Lo cierto es que se multiplicaron boletas que contemplan un cupón para el pago mensual pero que oscilan entre 2.000 a 6.000 pesos en hogares de clase media. Hubo protestas en Mendoza y La Pampa, donde casi se repiten los hechos de Villa Gesell, cuando los vecinos tomaron la oficina comercial de la distribuidora Buenos Aires Gas.

Sin embargo, el ala política del Gobierno sabe que no la tiene fácil. “Hay que convencer a Mauricio”, admitieron. Esto tiene que ver con el origen del problema. Quienes conocen cómo se gestó el ajuste tarifario, que son pocos, cuentan que Aranguren llevó una propuesta gradual y con diferenciación por zonas, para que el peso no recayese en las regiones que sufren las menores temperaturas. Cuando la presentó al Presidente y a la dupla Quintana-Lopetegui, le recomendaron que fuera de una sola vez. “Un solo golpe, un solo dolor”, le respondieron al razonar que, caso contrario, el tema tarifas iba a dominar la escena pública tapando las buenas noticias.

Decididamente, la solución al retraso tarifario récord de los últimos 14 años no parece sencilla. El cuadro es grave ya que el país importa más del 50% del gas y para incrementar los volúmenes reconoció mayores precios a los productores. Para colmo, al otoño más frío en décadas, le sigue un invierno con temperaturas promedio menores a las registradas en décadas. El telón de fondo a estas decisiones es que se ignora cuál puede ser la postura final que asumirá la Corte Suprema sobre el freno a las subas. De lo que hay certeza es que el máximo tribunal se tomará su tiempo.

Lea nota completa en Clarín

Related Posts

Comments are closed.

Facebook